Washington Spirit campeón del NWSL Championship

Luego de 24 jornadas, cuartos de final, semifinal y final, el año futbolístico de la NWSL llegó a su fin.


Ha sido una temporada que quedará en la memoria de muchos sin lugar a dudas por las cosas buenas y malas, además de las sorpresas que tuvimos durante el año. Una de ellas fue ver a Washington Spirit como el nuevo campeón de la liga.


Washington Spirit - NWSL - Playoffs - Championship
¡Washington campeón! (crédito: Getty Images)

Un espíritu combativo


El papel del Washington Spirit en la final fue propio de un equipo que sólo tenía un objetivo en mente: ganar.


Y no sólo durante la final sino que demostró el mismo espíritu en la semifinal y cuartos de final. Luego de que OL Reign les metiera un gol en el minuto 3 en semis, el Spirit confió en sus armas y ya lo había igualado diez minutos más tarde.


Poco le importó haber jugado 120 minutos de fútbol en semifinales mientras que su rival, Chicago Red Stars, "sólo" había jugado 90'.

En un partido cerrado propio de una final, Chicago actuó bien defensivamente mientras esperaba su oportunidad para hacerle daño al Spirit. La oportunidad llegó apenas dos minutos antes de terminar el primer tiempo.


Una falta de Kelley O'Hara sobre Mallory Pugh, dejó al partido en pausa por unos minutos y mientras la lesionada salía por el lado opuesto a los bancos de suplentes, Arin Wright superó a O'Hara, sacó un centro magnífico al segundo palo por donde llegaba Rachel Hill y puso el gol que abrió el marcador. Era el perfecto final del primer tiempo para las Red Stars que habían superado adversidad tras adversidad para estar en la jugando por el campeonato en Louisville.

Hablando de adversidades, las Red Stars no carecieron de ellas ni siquiera en la gran final. Además de la ya mencionada lesión de Pugh por la que tuvo salir y perderse todo el segundo tiempo, apenas a los 13 minutos perdieron otra pieza fundamental del equipo. Vanessa DiBernardo se lesionó y Makenzy Doniak tuvo que reemplazarla.


Y como en las finales las cosas más inesperadas suceden, fue Tierna Davidson quien cometió un terrible error que puso la balanza a favor del Spirit. La defensora de los Estados Unidos cometió una falta por detrás en el área sobre Tara McKeown y la referí no dudó al dictaminar el penal.

La capitana Andi Sullivan tomó la responsabilidad y no falló a pesar de no haberlo ejecutado a la perfección.


Las cosas estaban empatadas llegando a los 70' y con un Spirit inspirado.


Sin embargo, llegados los 90 el marcador no se movió y ¡a tiempos extras estos equipos se dirigieron!

Trinity Rodman es una cosa de locos


La ganadora del premio "Rookie del año" ya había dejado su marca en la liga de maneras impensadas y siendo determinante en cada partido, incluidas instancias decisivas. Esta final no fue la excepción.


Ya había dejado al arco temblando previo al penal conseguido por McKeown, con un remate de larga distancia y al minuto 97 del primer tiempo extra, puso el centro perfecto para O'Hara. La lateral había dejado a su marca atrás y alcanzó a cabecear como marcan los libros: al palo opuesto de la arquera. Miller nada pudo hacer.

Washington acariciaba el trofeo, el primero de su larga historia en la liga. ¿Quien lo aseguró? Aubrey Bledsoe.


Makenzy Doniak, quien tiene experiencia en instancias decisivas habiendo jugado finales con North Carolina Courage, casi pone el empate cuando el partido se acababa. Aubrey Bledsoe demostró porqué es la Arquera del Año en la NWSL al detener el remate cruzado de Doniak y otro de Wright que pasó muy cerca al minuto 120.

¿La sorpresa?

Creo que es seguro decir que Washington no estaba entre los favoritos a quedarse con el trofeo más ansiado de la liga este año, por lo menos al comienzo del mismo. A pesar de haber demostrado un buen nivel durante el 2020, el haber sido un año atípico quizás hizo que muchos no tuvieran en cuenta los laureles conseguidos por los equipos durante ese año.

Eso, sumado a los escándalos extra futbolísticos asociados con su ex entranador y el grupo de dueños, hicieron que se pusiera el foco fuera de la cancha. Y si bien Trinity Rodman deslumbró a todos, nadie habló demasiado del buen nivel de su defensa, fundamental para haber conseguido este trofeo de Championship.


Washington venía dando serias señales de candidato, sobre todo luego de perder 6 puntos en dos semanas al final de la temporada cuando todos los equipos más lo necesitaban, también por motivos extra futbolísiticos.

Esas dos semanas afuera sumado a la fecha FIFA, hizo que el equipo no jugara partido en casi 1 mes pero fuera de que eso disminuyera la competitividad del equipo, parece que la aumentó. Es más, el Spirit podría haber ganado el Shield si se daban una combinación de resultados que al final no se terminaron dando.