Racing Louisville campeón de The Women's Cup

El sábado se definió al campeón de The Women's Cup. Todo se reducia al partido entre las anfitrionas, Racing Louisville, y el campeón de la Frauen Bundesliga, Bayern Munich.

Emina Ekic - Racing Louisville - The Women's Cup
Festeja Emina Eikic, la jugadora nativa de Kentucky (Photo by Tim Nwachukwu/Getty Images)

Con varios cambios en el lineup inicial de Louisville, el primer tiempo de uno de los equipos más nuevos de la NWSL fue una demostración de lo que es defender como unidad.


La defensa de Louisville tuvo que mantener a raya a Beerensteyn, Simon, Schüller, Wenninger y Jakobsson, que las invadieron por ambos flancos y con Zadrazil que no tiene miedo de pegarle desde afuera. Sofia Jakobsson estuvo especialmente activa por la derecha y Simon fue la que proveyó de pelotas al ataque.


Louisville tuvo que aguantar la presión alta que le metió el equipo bávaro y aunque estas se aproximaron al arco de Betos en más de una ocasión, el equipo siempre respondió bien. Y cuando las atacantes finalmente lograban sacar el remate al arco, Betos siempre repondía.

El primer tiempo finalizó con un marcador en cero para ambos equipos pero el segundo tiempo trajo cambios para el Bayern que surtieron efecto. Klara Buhl, Linda Dallmann y Sydney Lohmann entraron, y fue la propia Buhl la que puso el 1-0 para su equipo apenas a los 49'. Dallmann asistió, de taquito.

Racing salió de su cancha para intentar poner un poco de presión sobre la línea defensiva de Bayern. Y aunque no lograron forzar el error cerca del área, a los 54' un pase destinado para Saki Kumagai fue interceptado por Jorian Baucom en el mediocampo y a fuerza de potencia, le ganó la posición y quedó sola para definir frente a Benkarth.

Michelle Betos - Katie Lund - Getty Images
Michelle Betos y Katie Lund, las dos únicas arqueras en marcar gol en la NWSL (Photo by Tim Nwachukwu/Getty Images)

Después de 70 minutos con una gran actuación en el arco, Michelle Betos tuvo que salir. Arriesgó el físico en múltiples ocasiones durante el partido y no pudo continuar. Katie Lund la reemplazó, al mismo tiempo que Yuki Nagasato, Riehl y Savannah McCaskill saltaban a la cancha.



Caos a los 80 minutos

Pasaron los minutos y Racing se vio con fuerzas renovadas con sus cambios. Atacaron la banda izquierda, metiendo presión alta allí y forzaron el error al minuto 85. La pérdida de pelota al intentar salir, le dio la chance a Lauren Milliet de enviar un centro con el que Yuki Nagasato conectó y dejó descolocada a la arquera, que nada pudo hacer.


Parecía como si las locales fueran a quedarse con la copa pero Bayern, que fue a buscar el empate con todo lo que tenía, logró empatar pasados los 90'. Un centro de Klara Buhl, que Gemma Bonner intentó despejar, terminó metiéndose en el arco de Lund.

Con el 2-2 final, se decretaron penales. La tanda pareció interminable, con la ironía de que entre las que erraron sus penales estuvieron las dos goleadoras de Louisville, Nagasato y Baucom.


Luego de 2 tandas de penales y ya en muerte súbita, todo se redujo a las arqueras. Lund se enfrentó a Benkarth y lo metió pero la arquera del Bayern no pudo hacer lo mismo. Lund se hizo grande, tapó el cuarto penal de la tanda, y le dio a Racing Louisville su primera copa de la historia.