Primera victoria para Canadá en la era de Bev Priestman

Canadá versus Argentina pintaba como un encuentro interesante entre dos naciones que venían con casi nula competición durante el último año. Además de esto, sería el segundo partido de Bev Priestman al mando de la selección canadiense y una gran oportunidad de probar jugadoras. En el caso de Argentina, recuperaban a Eliana Stabile y Adriana Sachs, las defensoras por izquierda y derecha, respectivamente, después de que finalmente sus tests dieran negativo y las habilitaran para jugar en la copa.

El entrenador Carlos Borrello planteó un 4-4-2 de entrada, con Soledad Jaimes y Mariana Larroquette como titulares. Quizás se esperaba ver a un Argentina más ofensivo pero aunque Canadá no estuvo fino en los pases y remates al arco a pesar de las chances creadas y de haber perforado la defensa de Argentina en más de una ocasión, al equipo albiceleste también le faltó finura en los pases, no pudiendo hilvanar jugadas que le permitieran progresar al campo contrario con claridad.


El juego estuvo bastante cortado durante los noventa minutos durante los cuales Canadá logró rematar un total de 12 veces dentro del área de Argentina, 5 de afuera, y lograr que 5 de esos remates fueran al arco. De esa cantidad de oportunidades, sólo pudieron capitalizar 1 ya en los minutos adicionales que agregó la referí. ¿La autora? La debutante Sarah Stratigakis en el minuto 92.


Como lo diría más tarde la capitana Sophie Schmidt, fue un juego un tanto frustrante para el equipo pero resaltó como positivo que siguieron buscando el gol durante todo el partido. "Estamos en un torneo muy competitivo, ya vimos lo que Argentina pudo hacer en el mundial", agregó para explicar que golear a su rival no era una tarea tan sencilla como mucho esperaban.

También resaltó que este partido les ayudó a cultivar la paciencia, la cual será muy necesaria contra Brasil. "Queremos asegurar la segunda posición porque creo que es seguro decir que Estados Unidos se quedará con el primer puesto", dijo ella.

Por otro lado la capitana de Argentina, Vanesa Santana, mencionó cómo estos partidos le sirven de rodaje a las jugadoras y cómo realizaron un buen trabajo defensivo durante al menos 60 minutos. Trabajo que esperan replicar frente a Estados Unidos. "Si en este partido defendimos durante 60 minutos, en el próximo lo haremos 70", dijo.


Sin embargo, la peor noticia de la noche para la selección sudamericana no fue el gol tardío sino la lesión de su centrocampista Lorena Benitez, que venía siendo uno de los puntos a destacar de esta selección.


Photo by Alex Menendez/ Getty Images

La jugadora tuvo que salir en camilla y se la vio luego en silla de ruedas. "Lo de Lorena puede ser una lesión complicada pero hay que esperar a los resultados de los estudios. Ahora se fue a hacer una resonancia magnética", dijo su entrenador en conferencia de prensa post partido.

Argentina cerrará su participación frente a Estados Unidos, mientras que Canadá enfrentará a Brasil en busca de ese segundo puesto.