Portland Thorns vs OL Reign: Lluvia de goles y humo en Providence Park

Finalmente se pudo jugar el clásico de Cascadia después de que se pospusiera dos veces por los incendios forestales en la costa oeste de los Estados Unidos.


Tanto Portland como Reign habían jugado tan solo un partido previo en la NWSL Fall Series: las locales venían de un victoria por 3-0 frente a Utah, mientras que Reign había empatado 2-2 frente al mismo rival después de haber ido perdiendo por 0-2.

Los dos rivales no se veían las caras desde el pasado julio cuando se enfrentaron en la Challenge Cup, y donde ambos equipos mostraron dificultades para marcar goles. Afortunadamente esta Fall Series está demostrando que el gol ya no es el problema de los equipos sino que más bien es encontrar el balance entre defensa y ataque.

Esto quedó demostrado en el partido entre Thorns y Reign. El primer tiempo fue bastante parejo e incluso se podría decir que OL Reign estuvo mejor plantado que Portland. En pocos minutos ya se habían aproximado al menos dos veces al arco de Britt Eckerstrom, forzándola a hacer una atajada con una mano, de esas que la vimos hacer frente a NC Courage en cuartos de final de la Challenge Cup. Fue Shirley Cruz la que puso un gran centro al área chica para Bethany Balcer, que cabeceó fuerte y con destino de gol pero Eckertrom reaccionó rápido para negarle el 1-0.


Sin embargo el arco no se abrió para Reign, sino para Portland. En el minuto 39, Allie Long cometió una falta en el medio campo y un minuto más tarde llegó el gol de las locales. Meghan Klingenberg jugó corto con Horan que se fue rápido hacia el área de Reign, pasando a por lo menos tres defensoras que no salieron a cortarla, y pasó la pelota hacia atrás, al espacio. Christine Sinclair venía a la carrera y definió de primera y la clavó en la red del arco de Betos.


Tyler Lussi podría haber tenido el segundo pero no alcanzó a pegarle bien de volea y la pelota se fue desviada. Una vez cumplidos los cuarenta y cinco minutos, se adicionaron tres más y fue precisamente a los 48 minutos cuando Simone Charley fue derribada en el área por Taylor Smith y el referí decretó penal. Sinclair no falló desde los doce pasos, descolocando a Michelle Betos, que poco pudo hacer ante el remate abajo, a la derecha, de la jugadora canadiense.

2-0 para Portland al descanso.


En ese punto, el partido ya no estaba por Reign. Después de la pausa de hidratación, Thorns había manejado mejor la defensa y cortado las transiciones rápidas del equipo rival.

El segundo tiempo, lejos de ser un reseteo de las visitantes continuó siendo para las locales. Apenas 10 minutos después de iniciado el complementario, Simone Charley colocó una pelota en el corazón del área, donde Raquel “Rocky” Rodríguez esperaba entre tres defensoras. La definición de la tica exudó calidad, pegándle de volea y clavándola contra las redes. Inatajable.



Costa Rica se hizo presente anoche, no sólo por el gol de Rodríguez y la asistencia de Cruz más tarde en el partido, sino por que ambas hicieron historia al ser las primeras jugadoras de ticas en enfrentarse en la NWSL.


Reign estaba perdido con un 0-3 abajo parcial pero Jasmyne Spencer no se rindió y empujó al resto del equipo. Tuvo varias oportunidades pero las decisiones apuradas en el intento de descontar le nublaron el juicio a la hora de decidir si colocar un pase o rematar. Sin embargo, el premio llegó luego de que en el minuto 69 Spencer probara a Eckerstrom de nuevo y la forzara a enviar esa pelota al córner. Una jugada en corto hacia Cruz, que aguantó la marca de Smith, se aproximó al área y sacó un centro hacia el segundo palo donde Bethany Balcer les dio el descuento en el minuto 70. Balcer remató de cabeza, aprovechando su altura comparada con la de su marca (Sinclair) y cabeceó muy bien y así marcó 3-1 parcial.



Pero las cosas no se acabaron allí, sino que Sinclair terminó la noche con un hat trick. En el minuto 74, Horan le pasó la pelota a la capitana, que esperaba en las puertas del área, y dejó apiladas rivales en su camino para luego terminar difiniendo cruzado, al palo derecho.


Marcador final: 4-1 y 3 puntos más para Portland en su segundo partido de la Fall Series.


El resultado fue contundente para Thorns y reflejó lo que sucedió en el partido, aunque quizás un 4-2 no hubiera estado mal teniendo en cuenta lo que las dirigidas por Benstiti hicieron en la mayor parte del primer tiempo.

Según Farid Benstiti, Portland las superó físicamente. “En los primeros 40 minutos jugamos bien, pero tenemos que ser mas eficientes. Y había jugadoras que jugaron 90 minutos pero no estaban preparadas físicamente. Cuarenta minutos no es suficiente, por lo menos deben rendir 80,” dijo el coach en conferencia post partido.

Y es cierto. Pero esos 40 minutos de fútbol que Reign nos entregó fueron una muestra de lo que son capaces. Y si a eso le añadimos a Jess Fishlock, Megan Rapinoe y Celia Jiménez… los fans del conjunto de Tacoma tienen mucho por lo que estar emocionados de cara al futuro.

Por otro lado, este equipo de Portland se ve cada vez mejor. Además de Sauerbrunn, que jugó 45 minutos de fútbol y erró tan sólo 1 pase del total de los 40 que hizo, Morgan Weaver volvió y Thorns tuvo la oportunidad de tener a sus dos top picks en cancha (Weaver y Smith).

La falta de poder de gol que demostró en la Challenge Cup parece que es cosa del pasado, habiendo marcado 7 goles en tan sólo 2 partidos. Si Portland demuestra consistencia, sin dudas no sólo se quedarán con la Fall Series, sino que también demostrarán que serán un equipo de temer de cara al 2021.


Foto de portada: Portland Thorns Twitter

© 2020 Fútbol Ace. 

  • Instagram - White Circle
  • Apple Music - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle