Portland Thorns se subió a lo más alto de la tabla

La batalla por ser el líder de la tabla se definía en Providence Park el domingo por la noche. Ante más de 14 mil personas, Orlando y Portland jugaron por los tres puntos.

Marisa Everett - Portland Thorns FC
Marisa Everett festeja con Celeste Boureille (foto: Thorns FC Twitter - Craig Mitchelldyer)


Dominio local


Desde el comienzo nada más fueron las locales las que salieron a dominar la pelota y el mediocampo. Una incansable Natalia Kuikka generó mucho juego desde la banda derecha, conectando con Sophia Smith que volvía a ser titular.

La lateral finlandesa ha demostrado tener una clase de juego similar a la de Meghan Klingenberg, subiendo y bajando por su banda y enviando centros precisos a la delantera. Eso sí, Kuikka se anima un poco más a pegarle al arco y no sería de extrañar que pronto ponga su nombre en la tabla de goleadoras.


Rocky Rodríguez y Ángela Salem tuvieron un trabajo silencioso pero más que valioso en el mediocampo, conteniendo cualquier intento de Sydney Leroux o Taylor Kornieck de subir y darle trabajo a Bella Bixby. Sirva de muestra, las 9 recuperaciones de pelota que Salem registró en 90 minutos. Como resultado de esto Orlando solo tuvo tres acercamientos al arco de las locales en la primera mitad pero ninguno de esos remates llevó peligro ya que ninguno fue al arco.


Por el lado de Portland, estas tuvieron un total de 9 acercamientos al arco de Ashlyn Harris en la primera mitad. Entre estos se encontró el golazo que marcó Sophia Smith al minuto 26. En una salida rápida, Rocky Rodríguez le pasó la pelota a la joven delantera de 20 años que aguantó la marca de Petersen para luego definir ante Krieger y Turner y clavar la pelota pegadita al palo. Harris voló para detener el remate pero la definición fue excelente y así puso el 1-0.


A los 39' las locales tuvieron la chance de aumentar la cuota gracias a un penal conseguido por Klingenberg. Rodríguez se encargó del disparo pero este fue detenido por Harris. Orlando se fue así al entretiempo, todavía con vida a pesar de que Portland lo había atosigado en la primera mitad.

Morgan Weaver estuvo muy activa como siempre pero si hay algo negativo que podamos decir de los primeros cuarenta y cinco minutos es que Smith no tuvo la conexión deseada con Weaver y Everett. Pero sus intenciones de jugar con pases filtrados seguro darán rédito con el pasar de los partidos. Lo que sí se notó fue la conexión con Natalia Kuikka, como muestra el siguiente gráfico.

El segundo tiempo trajo otros cuarenta y cinco minutos de control de parte de Portland y con ellos el segundo gol del partido. Marissa Everett marcó su segundo gol como Thorn después del gol registrado en 2019. En esta ocasión fue por medio de un cabezazo con asistencia de Meghan Klingenberg, quien otra vez fabricó espacios en el área para abrirse paso y generar esta chance.


Pero no todo fueron buenas noticias. Ya que pisando los 82' Morgan Weaver recibió un fuerte golpe de parte de Phoebe McClernon, por lo cual tuvo que salir y Madison Pogarch entró por ella. La delantera de Portland salió con mucho dolor, sin poder pisar con el pie derecho y necesitó muletas de acuerdo con su entrenador.


El partido se volvió caótico en los últimos minutos y con ello llegaron las oportunidades de Orlando. El equipo no había registrado ningún remate al arco en todo el juego pero encontró sus chances hacia el final. Y es que este Orlando ha demostrado que no necesita mucho para sacar rédito y así lo hizo en Providence Park. Al final de los 90+6 minutos que adicionó la referí, el Pride tuvo 2 llegadas al arco de Bella Bixby, de las cuales capitalizó una. Una muy buena definición de Marisa Viggiano puso el partido 2-1 pero Portland no tuvo que preocuparse mucho ya que un minuto más tarde, la colegiada dio por terminado el encuentro.




Palabras de los protagonistas


Después del partido Marisa Everett se mostró contenta con su gol, el segundo de su carrera. Mencionó la importancia de la victoria conseguida. “Sabemos que somos mucho mejores de lo que algunos de los resultados que hemos obtenido mostraron. Este resultado es importantísimo para nuestra confianza”.


Cuando tengo la pelota intento ser lo más peligrosa posible. Sólo quiero proveer de chances de calidad a nuestras delanteras cuando tengo la pelota".

Creo que las emociones estaban por las nubes y el juego se puso más apretado de lo que nos hubiera gustado hacia el final pero estoy orgullosa de cómo el equipo manejó los últimos 15 minutos cuando Orlando comenzó a crear buenas chances".

Sobre su gol, Sophia Smith mencionó que este es el mejor gol que marcado en su carrera hasta el momento. Y con apenas 20 años y siendo un proyecto de selección, seguro marcará muchos golazos más. Además, la delantera mencionó que se siente bien física y mentalmente después de las semanas que estuvo sin jugar debido a lesión.

Finalmente el entrenador Mark Parsons habló sobre el trabajo de Marisa Everett. "Es importante que tenga la pelota pero que también la tenga en los espacios correctos. Creo que nuestro equipo mejoró mucho, que Orlando hizo un gran trabajo manteniendo su centro compacto así que el equipo aprovechó los espacios en las bandas y creo que es importante aprovechar cuando eso pasa. Luego ellas comenzaron a defender a lo ancho de la cancha y entonces cambiamos a atacar por el medio. Y ahí nuestro mediocampo comenzó a darle la pelota a Marisa. Y así lastimó al rival de manera consistente con el pase correcto, al espacio correcto, con el ritmo adecuado. Estamos muy contentos por el gol que marcó y es fundamental para nosotros".


Felicidades al entrenador, que con esta victoria consiguió la número 75 conviertiéndose así en el segundo en haber conseguido este logro en la liga.