Portland Thorns se mantiene en la punta después del empate contra Orlando

La noche del sábado, Portland se enfrentó a Orlando. Las punteras de la tabla viajaron hasta Florida para jugar contra un equipo que les ha puesto las cosas complicadas en los últimos meses.




Dos incorporaciones en el conjunto local eran de tener en cuenta para este encuentro: una de ellas era la de Jodie Taylor. La delantera inglesa venía de anotar el partido anterior y con la experiencia de ella, nunca se la puede dar por sentada. La otra era la de la coach Becky Burleigh. A pesar de estar sentada en el banco hace apenas unas semanas, y todavía intentando aprender el manejo de la liga, le ha dado nuevos aires al Pride. Parecen estar focalizándose en las cosas sencillas del fútbol para llevarlas a cabo en la cancha y hacerlas bien. Y está funcionando.


Portland tuvo el control del partido hasta el minuto 13. Luego la defensa del Pride logró salir de la presión que le impuso el rival con un pase largo y la pelota le llegó a Petersen. Ella vio a Taylor en el área chica y envió un centro que la delantera logró cabecear entre dos defensoras. Poco pudo hacer Bixby y las locales ya ganaban 1-0.

De ahí en más Portland se desordenó un poco en defensa. La presión y el control del partido de parte de las visitantes no eran los mismos. Taylor siguió molestando a la defensa rival durante todo el tiempo que pasó en la cancha y logró buenas jugadas en la banda derecha y fue un peligro en el juego aéreo.


De vuelta al control


Meghan Klingenberg comentó que usaron el entretiempo para ajustar algunas cosas que no estaban saliendo y eso se notó en cancha. En el segundo tiempo se volvió a ver a un Portland más en control y menos apurado.

Sophia Smith generó momentos de brillantez de manera individual y faltó poco para que consiguiera el empate. Simone Charley comenzó a ser más desequilibrante en el 1 contra 1 y se metió en la cabeza de McClernon. No pasó mucho más tiempo hasta que los desequilibrios por ese lado lograron dar su fruto. Charley consiguió una falta en el minuto 78. Klingenberg fue la que envió el balón al segundo palo por donde entró Charley a cabecear y colocó el empate.


Con el punto asegurado, Mark Parsons comenzó a mover el banco e hizo los cambios que ya hemos visto en otros partidos. Pero no todos fueron idénticos, ya que eligió dejar a Kuikka en cancha junto con la recién ingresada Westphal y Taylor Porter hizo su debut como Thorns al ingresar por Angela Salem. La decisión fue acertada como se vio en los últimos minutos de juego, cuando Kuikka tackleó a Marta con toda autoridad y evitó que se metiera en el área con pelota controlada.

Y hablando de Angela Salem, luego del partido que terminó en empate, esta veterana recibió palabras de elogio de parte de su entrenador y de parte de Klingenberg. Fue la figura del partido estando en todos lados de la cancha. Recuperó balones, bloqueó pases, subió a sumarse al ataque y se mantuvo en su posición en los momentos requeridos.


Luego del partido el entrenador de Portland mencionó estar muy orgulloso de la performance de su equipo y añadió que luego del encuentro, Marta se acercó hasta donde estaba Nadine Angerer a preguntarle “¿De qué diablos están hechas?”.


“No hay mejor cumplido que ese”, señaló el entrenador.


Con un punto en la bolsa, las Thorns vuelven a Providence Park para jugar contra Houston Dash como parte del torneo ICC el jueves. Mientras que Orlando jugará contra Washington Spirit el 22 de agoston a las 4pm ET en Segra Field.