OL Reign se quedó con el clásico de Cascadia

Después del deslumbrante 5-0 con el que Portland le ganó a Chicago en la fecha 1 era lógico pensar que el equipo de Mark Parsons no tendría problemas en derrotar a su rival de siempre. Los pros a favor del equipo local, además del 5-0 mencionado, era que jugaban en su casa y que al Reign todavía le estaba costando encontrar la fluidez del mediocampo al ataque.


ISI Photos / Amanda Loman

Cosa que el coach Benstiti solucionó colocando a Jess Fishlock en su posición natural de diez, metiendo a Rapinoe desde el principio, al igual que a Shirley Cruz que la semana pasada había estado lesionada. Y con Celia Jiménez afuera por lesión, incluyó a Cox como lateral derecha y a Weatherholt la envió como volante derecha formando un 4-3-3.

El equipo de Mark Parsons no mostró más diferencia que Christen Westphal, que ingresó en el 11 inicial en lugar de la finlandesa Natalia Kuikka.


“Westphal tuvo un entrenamiento increíble esta semana y no había forma de que no fuera titular. Siento que hemos estado sobre exigiendo a Natu (Kuikka) colocándola de titular desde que llegó y quería hacerla descansar” explicó el entrenador de Portland cuando se le preguntó al respecto.

El partido se presentó como si las locales fueran a arrollar otra vez a su rival. Al minuto 4 Portland ya se encontraba arriba con un gol con mucha calidad de Christine Sinclair.


Pero si algo caracterizaba a los clásicos de Cascadia pre mundial 2019 era ese espectáculo que ambos equipos brindaban debido a la fuerte rivalidad entre las dos ciudades, rivalidad que Fishlock y Rapinoe sabían aprovechar bien. La delantera de los Estados Unidos estuvo bastante ausente con su club en los pasados años y eso afectó en la rivalidad entre ambos equipo pero ahora volvía como titular y se hizo notar.

En el minuto 9 Reign tuvo un tiro libre y fue Rapinoe la encargada de ejecutarlo. Un disparo preciso, bien abajo de la pelota, le dio la parábola necesaria a la bola que AD Franch logró tapar, aunque sólo de manera parcial, y terminó colándose en su arco.


El partido estaba empatado antes de los 10 minutos pero no permaneció así por mucho tiempo.



Una jugada inciada por Jessica Fishlock, que terminó en la cabeza de Weatherholt fue la responsable de darle a Shirley Cruz su oportunidad cinco minutos más tarde. La centrocampista se metió entre las defensoras que estaban mirando a Weatherholt y no vieron que Cruz se les coló en el área. La media volea de la tica terminó adentro del arco de Franch.

2-1 ganaba Reign en 15 minutos de partido. Portland se fue a apretar adelante para igualar las cosas y no les faltaron oportunidades. Weaver en dos oportunidades, Smith, Sinclair... todas tuvieron el empate (y quizás el gol de la victoria eventualmente) pero ninguna logró concretar. Es cierto que el equipo rival también jugó y puso en aprietos a Franch. Previo al gol de Rapinoe, la misma jugadora tuvo un remate que obligó a la arquera de Portland a volar para poder frenar la pelota que de otra manera se hubiera metido en su arco. Su atajada fue muy parecida a la de Bardsley, con cuya atajada frenó el disparo de Sophia Smith más tarde en el partido.

En el 79' Tziarra King pudo haber puesto el 3-1 sino hubiera sido por los reflejos de Franch, que logró cerrar en dos tiempos el espacio que había quedado en el segundo palo y evitar que se colara el cabezazo de la joven delantera del Reign.

“Creo que este es el mejor partido que hemos ganado. Ellas (Portland) tienen un equipazo en términos de talento. Todavía estamos tratando de encontrar consistencia, será así hasta que terminen de incorporarse jugadoras y pase el juego olímpico. Pero es importante ganar estos partidos donde no se juega tan bien. Defendimos mucho, tomamos las chances que nos dieron y fuimos sólidas defensivamente. Nuestra aspiración es ganar un campeonato, y si ese es el caso vamos a tener que ser capaces de obterner este tipo de victorias, ya sean feas o lindas" comentó Megan Rapinoe después del partido.