#NWSL | Vero Boquete: "Lo que hago por mi deporte no me parece sacrificio"

Vero Boquete es una jugadora de Utah Royals FC. Pero es más que eso. Es una ganadora de la Champions League. Pero es más que eso. También es la jugadora que tiene el récord de goles en la selección absoluta española a pesar de no jugar allí desde hace años.


Pero es mucho más que eso.


Ya prometía mucho a corta edad. Con su padre como entrenador y su hermano practicando fútbol, Vero conoció el deporte desde muy pequeña. Nació en Santiago de Compostela, donde no había ningún club con equipo para niñas. Esto no fue ningún problema para ella ya que decidió unirse al equipo de niños pero sí lo fue para los padres de pequeños jugadores.

Eres una niña, no puedes estar aquí. Vete a tu casa a limpiar” le decían los mismos, sobre todo las madres. Sin embargo, eso no la intimidó. Por una regla al principio no podía jugar, sólo entrenar, hasta que lograron cambiarla. Así, Vero siguió jugando allí año tras año, hasta la edad de 15 cuando la llamaron para la selección sub 19.

Vero siempre fue una autora del cambio y ya comenzaba a notarse desde corta edad.

La carrera en España y su movimiento al extranjero


Vero comenzó su trayectoria desde muy joven en las inferiores de Xuventú Aguiño de Riviera desde donde la ficharían para jugar en Prainsa Zaragoza donde demostró su capacidad goleadora al marcar 40 goles en 83 partidos durante los tres años que pasó allí. En su siguiente club, el RCD Espanyol su estela goleadora continuó y marcó 39 goles en 68 partidos.


En 2010 Vero decidió emigrar hacia los Estados Unidos, siendo una de las primeras jugadoras españolas en jugar afuera de su país. Desde el momento en que llegó se dio cuenta de las grandes diferencias que existían tanto en el trato como en las instalaciones y en los días de partido. Además de los cuerpos técnicos integrados por varias personas, una de las cosas que más le sorprendió a Vero fue que alguien le llevara agua ya que por aquel entonces, si jugabas para un club español y no llevabas tu propia agua, simplemente no tendrías nada para tomar.


En Estados Unidos Vero hizo más que tomar agua. En el 2010 tuvo paso por dos equipos: El Buffalo Flash donde marcó 9 goles en 9 partidos y Chicago Red Stars, donde se quedó el resto de la temporada. En el extranjero se dio cuenta de que tenía la posibilidad de ser profesional y ser tratada con respeto. Pero no sólo eso, sino que además marcó la diferencia adonde quiera que jugara.


Al próximo año volvió a su país, donde jugó para el RCD Espanyol otra vez y seguió demostrando lo letal que es en el último tercio al marcar la ridícula cifra de 41 goles en 29 partidos. Y después de dos pasos por ese club, Vero se iría de allí con dos Copa de la Reina y dos subcampeonatos de La Liga agregadas a su palmarés.

En el 2011 volvió a los Estados Unidos pero esta vez para jugar para el Philadelphia Independence, haciendo historia en la WPS. Allí no sólo anotó goles importantes que le dieron a su equipo la victoria en más de una ocasión, sino que también fue elegida como la jugadora de la semana tres veces, se le concedió el premio Mechelle Akers a la Jugadora del Año y fue parte del XI ideal. El título de la liga se le escapó por poco.

En el 2012 llegó al Tyresö FF, luego de jugar en el Voronezh de Rusia, y se quedaría allí hasta el 2014, donde le tocaría compartir cancha con jugadoras como Ashlyn Harris, Ali Krieger, Linda Sembrant, Caroline Graham Hansen, Meghan Klingerberg, Caroline Seger, Marta y Christen Press. Y como se imaginarán, a ese equipazo no le fue mal. Fueron campeonas de la Liga y subcampeonas de la copa en 2012 y 2013. En 2014 fueron subcampeonas de la Liga de Campeones. Además, en su primera temporada allí, Vero sería elegida como la mejor centrocampista de la Damallsvenskan.


Las Galácticas del Tyresö (credit where is due)

El equipo también llegó hasta las finales de la UEFA Champions League a pesar de que el club estaba pasando por momentos económicos duros. En esa final contra el Wolfsburg, la goleadora marcó a la media hora del partido. Pero el resultado ese día fue a favor del conjunto alemán, terminando con un marcador de 4-3. Ese equipo, que luego de ese año se desbandó, eran las verdaderas galácticas. Y quien no haya visto esa final, es una de las mejores en la historia y por lo tanto altamente recomendable.


Estados Unidos seguía llamándola, pero esta vez jugaría para Portland Thorns en el 2014 donde ayudó al equipo a clasificar a playoffs pero este caería en semifinales por lo cual Vero no pudo obtener el campeonato. Aún así, estuvo entre las jugadoras con mayor cantidad de asistencias (6), marcó 4 goles, fue elegida como la jugadora de la semana en 3 ocasiones, fue la segunda jugadora más valiosa de la temporada y fue parte del mejor XI de esa temporada.

Ambiciones de Champions


Una de las grandes ambiciones de la española era ganar un trofeo de Champions League y es por eso que decidió moverse al FFC Frankfurt, donde finalmente podría levantar la ansiada copa. Vero fue parte instrumental en la obtención del título. Anotando un hat-trick en semifinales frente al Brondby y unos cuantos goles más durante el resto de la competición. De esa forma, Vero quedó como una de las goleadoras del torneo con 6 tantos además de ser una de las mayores asistidoras con 4. Como resultado, fue elegida como parte del equipo ideal del torneo.


En ese Frankfurt campeón, la española compartió cancha con la talla de jugadoras como Celia Sasic, Jess Fishlock, Svenja Huth, Ana Maria Crnogorcevic y Dzsenifer Marozsan, entre otras. Vero dijo recientemente en el podcast El Iceberg que la obtención de la copa de Champions League fue el mejor momento de su carrera.



Luego quedaría entre las 10 finalistas para ganar el Balon D'Or por su temporada con el Frankfurt pero el premio terminaría yéndose a las manos de la alemana Nadine Kessler.

En el Bayern Munich, su siguiente club, ganó el trofeo de Bundesliga pero las lesiones le jugaron una mala pasada y no estuvo al ciento por ciento físicamente lo cual la llevó a estar alejada del campo de juego. Vero se referiría más tarde a esa época como el peor momento de su carrera.

En el 2016 se mudó a Francia para jugar para el PSG, donde luego de dos temporadas marcó 7 goles en apenas 21 partidos como titular. Compartiendo campo con Cristiane, su compatriota Irene Paredes, Shirley Cruz y otras, alcanzó la final de la French Cup y de la Champions League otra vez. Estuvo cerca de levantar su segundo trofeo de Champions pero esa final terminó 0-0 y se fueron a tanda de penales. En muerte súbita Vero anotó el suyo pero luego Kiedrzynek erró y el Lyon se quedó con la copa. El mismo resultado, contra el mismo rival y por la misma vía la dejó sin la French Cup.

Foto: Instagram de Vero Boquete

Debido a que no pudo demostrar todo lo que sabe en el club francés por falta de minutos, sumado al hecho de que el PSG cambió su juego a uno más agresivo, decidió mudarse a China. El Beijing PG Phoenix le extendió la oferta y la jugadora aceptó con la ilusión de levantar el trofeo de la Superliga China y hacer un reseteo.

En China esperaba aportar su experiencia en el joven equipo de Beijing, además de que allí estaban en pre-temporada y por lo tanto podía acoplarse al equipo de mejor manera que si hubiera caído en uno europeo donde todos ya estaban armados.

Después de ocho meses en China, la deportista le contó al sitio Mundo Deportivo que su valoración era doble: una personal y otra deportiva. La primera sí fue positiva, debido a que siempre dio todo para ayudar a su equipo y creció como jugadora. Pero le parece que el lado deportivo no fue tan bueno debido a que terminaron sextas ese año. Eso sí: en la Copa terminaron entre los primeros cuatro equipos.

Después de lo que supuso el choque cultural y lo que Vero llamó “una experiencia de vida”, decidió volver a Estados Unidos por cuarta vez para jugar para Utah Royals. El país del norte no estaba en sus planes, pero estos cambiaron cuando Dell Loy Hansen abrió su club en Real Salt Lake y prometió un proyecto serio.


En Utah es la jugadora clave del mediocampo, marcando la diferencia allí desde que llegó. Cuando falta Vero se nota y Utah depende de ella. En esta Challenge Cup también ha probado ser instrumental, en especial en el partido que su equipo ganó, demostrando su entendimiento con Amy Rodríguez en una especie de relación semejante a la que tenían Michael Jordan y Scottie Pippen en la cancha.

En esta Challenge también comparte equipo con la ex PSG Aminata Diallo. Sobre el debut de ella en la liga, dijo que la NWSL le va a venir bien porque es una futbolista que usa su físico para jugar.

"Entiende el juego, le gusta combinarse pero que necesitará un poco de tiempo para aclimatarse al estilo."

La capacidad de Vero de tener la pelota pegada al pie la tiene como la jugadora con mayor cantidad de dribbles en la Challenge Cup con 15, de los cuales 7 han sido exitosos y es (todavía) la jugadora con mayor cantidad de asistencias en la copa (2).


Agencia EFE

En la selección absoluta


Vero Boquete tuvo la oportunidad de participar en la Eurocopa sub 19 donde España se coronó campeón y más tarde participaría en el mundial de la misma categoría donde su selección no tuvo una buena participación pero ella quedó en el equipo de las estrellas de ese torneo.

Una etapa oscura de la selección nacional absoluta de España se destaparía durante el tiempo que Vero jugó allí. Pero gracias a ella y a la unidad de una gran generación de futbolistas las cosas cambiarían para mejor en su selección.


Ignacio Quereda era el director técnico de la selección española por aquél entonces, puesto que ocupaba desde 1988. Y para el 2003, año en que Vero llegó a la selección absoluta, su reputación era bien conocida.


Durante los entrenamientos nos gritaba, sentía que todas le tenían miedo. Le decía cosas como “sois subnormales, tontas”. Hacía llorar a las jugadoras, metiéndose con su peso, les decía que tenían que dedicarse a limpiarles su casa en lugar de jugar,” contaron Vero y la jugadora Natalia Pablos en el podcast We Came To Win.


Además del maltrato, España se enfrentaba a la falta de dinero. Por aquel entonces, a pesar de que la federación tenía un presupuesto de 1 millón de euros, sólo 2% iba a la selección femenina. Por eso muchas tenían que trabajar aparte para mantenerse ya que a las jugadoras se les pagaba 25 euros por día.

En 2013, diez años después que Vero hubiera llegado la absoluta, a Boquete la nombraron capitana pero las cosas seguían igual. Sin embargo, para ese año la competitividad del equipo nacional comenzó a aumentar y el 13 de septiembre de 2014 lograron hacer historia al clasificar por primera vez a una copa mundial, la de Canadá 2015. El partido fue memorable porque Boquete erró un penal que les podría haber dado la clasificación pero dos minutos más tarde enmendó su error al marcar el gol que las lanzó definitivamente al tan ansiado campeonato.


Foto: Minas Panagiotakis - Getty Images

Ese fue un punto de quiebre. Vero vio la necesidad y la responsabilidad de hablar para lograr el cambio. Comenzó hablando con Quereda acompañada de un grupito de jugadoras mientras el ex entrenador fumaba después de la cena. Pero las respuestas del hombre siempre fueron las mismas “es imposible. Están pidiendo mucho. No hay forma de lograr eso. Tienen que entender que esto es fútbol femenino y a la federación no le interesa”.


Debido a la poca importancia de parte del cuerpo técnico, Vero y el resto de las jugadoras tomaron el asunto en sus propias manos: empezaron a buscar y ver videos de los equipos a los que iban a enfrentar en Youtube como parte de su preparación. Después de los entrenamientos Boquete les preguntaba a sus compañeras su punto de vista para ver qué podían mejorar y cómo, a las centrocampistas qué necesitan de las delanteras y viceversa.


Estábamos completamente perdidas”, reconoció Vero refiriéndose al período previo al mundial al podcast We Came to Win.

Los rivales en el mundial fueron Costa Rica, Brasil y Corea del Sur. De los tres sabían que podían hacerle frente a Costa Rica, de cuyo partido sacaron un resultado de 1-1. Contra Brasil quedaron con 0-1 pero las aguantaron muy bien. Tenían que ganar el último partido, en el cual Vero puso a su selección arriba por medio de un gol en el primer tiempo. Pero el segundo tiempo fue otro cantar: Corea del Sur lo dio vuelta y con ello España quedó afuera.


Cuando piensas en la preparación, la nula ayuda por tantos años, la falta de amistosos, el haber volado dos días antes a Canadá para el primer partido… no quieres poner excusas pero después piensas que en realidad no son excusas, sino problemas,” concluyó Vero.


Foto: FIFA

Después de todo lo ocurrido, las 23 jugadoras que integraron el plantel que jugó el mundial tenía un plan en mente: querían que Quereda, después de 27 años al frente de la selección femenina española, renunciara. Días más tarde todas las jugadoras se reunieron con el cuerpo técnico donde expusieron los cambios que querían. Pero Quereda respondió “o están conmigo o están fuera del barco”. Cansadas, las jugadoras no aceptaron esa respuesta. Esta vez no hablarían con la federación ni con los dirigentes, sino con el público.

A continuación armaron un grupo de WhatsApp con las capitanas de distintos equipos y contactos de la prensa para que una carta abierta, firmada por las mismas 23 jugadoras de la selección española, fuera divulgada. Se estaban arriesgando el todo por el todo pero tomaron el coraje de hacerlo.

Cuando se encontraron con el cuerpo técnico, estos estaban furiosos y les echaron la culpa a ellas y las tildaron de desagradecidas. Pero ya era demasiado tarde. La carta había llegado a la prensa española y más de 25 medios, muchos con cámaras de televisión, estaban esperándolas en el aeropuerto para hablar con ellas. Sin embargo, Quereda seguía defendiendo a la federación y negando lo que decía la carta.

Además de las palabras de parte del cuerpo técnico, Vero y el resto de las jugadoras tuvo que aguantar los comentarios hechos sin conocimiento por parte del público, que no las trató nada bien.

Sin embargo ellas aguantaron.

UNIDAD. Eso fue lo que logró que finalmente despidieran a Quereda. Vero dice que de allí en más nunca más vio al técnico ni habló con él.


Después del despido del dirigente, los cambios comenzaron a llegar. Entre ellos, un nuevo técnico (Jorge Vilda), un analista dedicado solamente a la parte femenina y un jefe de comunicación dedicado a ellas.


Pero todo esto tuvo un precio. Dos años después llegaron los EUROs, a jugarse en Países Bajos, pero Vero no estaba en la lista. La estrella del equipo, la encargada del cambio, la goleadora, la capitana, después de 14 años defendiendo la camiseta española, no fue llamada nunca más. Priscila Borjas (una jugadora eléctrica en cancha), Natalia Pablos (goleadora en la liga doméstica) y otras líderes del equipo tampoco fueron llamadas nunca más.


Sin embargo, Vero no se arrepiente de todo lo que tuvo que hacer como capitana.

Si tuviera la chance, lo haría todo de nuevo. Para mí fue como ganar la Champions League o el Mundial. Estoy muy orgullosa de lo que hicimos. Ahora el fútbol en España no es perfecto pero nos respetan y no creo que todo esto hubiera sucedido si no hubiéramos hecho nada en 2015.”


Con respecto a jugar para su país otra vez, ella dijo a principios de este año:

Representar a mi país fue lo máximo.Jorge Vilda nunca me dijo porqué dejó de contar conmigo. La salida tendría que haber sido de otra manera. La puerta está muy cerrada, no por mí. Yo no he dejado la selección, a mí no me han llamado más. Sé y soy consciente de que mientras el seleccionador sea el que está, no va a contar conmigo. Creo que no van a haber cambios en los próximos años con lo cual mi etapa con la selección española se terminó hace años”.

Eso sí: cree que España puede ser campeón del mundo o de Europa dentro de poco. Lo cree así por numerosas razones: en categorías bases ya han ganado títulos, cada vez se trabaja mejor en las inferiores, los clubes están apoyando, las jugadoras van más preparadas, cada vez la liga es más profesional, hay mejores condiciones y ya están muy cerca de la grandes potencias.


"Nunca me refiero a sacrificio porque lo que hago por mi deporte no me parece sacrificio. Sino que hablo de prioridades. Hay que hacer renuncias, tomar decisiones, priorizar cosas. Si llegar al máximo nivel es su ilusión y su objetivo, van a tener que decidir bien, trabajar muy duro porque sólo con talento no se llega pero puedo asegurarles que vale la pena porque este deporte les hará disfrutar como muy pocas cosas en la vida les hará disfrutar, ” dijo en el podcast El Iceberg.

Su legado


Vero ha logrado muchas cosas afuera de la cancha también. Entre ellas, un estadio con su nombre en su ciudad de nacimiento: Santiago de Compostela.

¿Les gusta jugar al FIFA con las selecciones femeninas? Gran parte de esa posibilidad también es gracias a Vero ya que ella inició una petición para que incluyeran a los seleccionados femeninos en 2013, lo cual EA Sports terminó haciendo una realidad después de que la petición juntara más de 20 mil firmas en un sólo día.

Boquete siempre ha sido de aquellas que no sólo reciben sino que también dan. Es por ello que se unió a la causa Common Goal en el 2017, donde el objetivo es destinar el 1% del sueldo anual a iniciativas que usan el fútbol para promover la igualdad de género. Esta causa también ha estado muy activa en estos tiempos de pandemia, lanzando su Fondo de Respuesta al COVID-19.


La jugadora también abrió su propia escuela de fútbol en su ciudad natal. Esta se encarga de capacitar y educar desde los valores de la igualdad. Las actividades incluyen campus, torneo de futsal, campamentos de verano y la escuela de tecnificación. Es una escuela muy completa que incluye entrenadores, preparadores físicos, fisioterapeutas y psicólogos deportivos.

Desde febrero de 2015 es embajadora de la UEFA para el desarrollo del futbol femenino, responsabilidad que comparte con leyendas como Camille Abily, Lotta Schelin, Steffi Jones, Laura Georges. El objetivo de ellas es ayudar a la UEFA a “inspirar y formar a las futuras estrellas mediante el Programa de Desarrollo de Fútbol Femenino”. Entre sus responsabilidades están las de participar en torneos de desarrollo y eventos organizados por la federaciones europeas y así transmitir sus conocimientos y experiencia para el mejor desarrollo de las futuras generaciones.


Foto: Marca


Además de embajadora de la UEFA, Vero también es embajadora de La Liga, siendo la primera mujer en tener este privilegio. De esta manera se unió a figuras como Carles Pujol, Luis Figo y Roberto Carlos que también tienen este puesto.

Los logros de Boequete adentro y afuera del campo son notables, sirviendo como un modelo a seguir para el resto de sus compañeras y futuras generaciones.

Yo solo tuve una jugadora como referencia en la brasileira Marta con la que jugué durante tres años en el mismo equipo en Suecia y para mi fue la jugadora mas grande de la historia del fútbol femenino y con la que aun hoy en dia guardo una gran amistad,” le dijo al medio España en París.


Más recientemente también fue nombrada por la FIFA entre las 23 Leyendas, durante el último mundial de Francia 2019, junto a otras grandes estrellas como Nadine Kessler, Alex Scott, Aya Miyama, Julie Fleeting, Karina LeBlanc, Kelly Smith, Kristine Lilly, Laura Georges, Lotta Schelin, Portia Modise, Sun Wen y Tashana Vincent.


Después de ser una trotamundos y engalanar el fútbol de distintos países y continentes, la pregunta es si piensa en el retiro y dónde planea hacerlo. Hace unos años contestó “Me gustaría retirarme en mi país y todavía dentro de unos años.” Esto es algo que la goleadora ha estado repitiendo desde hace un tiempo ya y con el anuncio del Real Madrid absorbiendo al CD Tacón de manera oficial hace muy poco, confesó en una entrevista que a muchos de sus amigos les gustaría verla con la camiseta del Merengue. Sin embargo, hasta el momento Florentino no la ha llamado. ¿Tendremos a Vero un año o dos más en Utah? Nos queda esperar para ver qué decide la gallega.


Lo que sí sabemos es que, según le dijo al sitio Destella Fútbol Femenino, Vero quiere seguir rompiendo barreras, y se ve como entrenadora en el futuro. Eso sí, le gustaría ocupar el banquillo de un equipo masculino porque sabe que es algo poco común (que una mujer ocupe ese puesto) y menos si hablamos de un equipo importante.

Quien quiera conocer más sobre la vida de la jugadora, pueden leer su autobiografía escrita por el periodista David Menayo: "Vero Boquete, la Princesa del deporte Rey."


"Sólo mírenme a mi o a cualquier mujer exitosa haciendo algo que supuestamente no debía. Es posible y en el futuro será mejor. Si tienes una meta, un sueño, si quieres hacer algo y realmente lo quieres hacer, ¿por qué no hacerlo? ¿Porque la gente te va a decir que no está bien? Al final es tu vida, así que haz que valga la pena," aconsejó Vero en una entrevista para sel sitio AS.


Rompebarreras, pionera, luchadora, martir… hay muchos adjetivos para definir a Vero. Pero más que intentar definirla, disfrutemos de su legado, demostremos nuestro agradecimiento y su juego dentro de la cancha mientras podamos.


Por último, para que vean lo multifacética que es Vero, les dejo este video clip:







© 2020 Fútbol Ace. 

  • Instagram - White Circle
  • Apple Music - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle