#NWSL | Richie Burke: recalibrando

Washington Spirit se tuvo que acomodar a un nuevo cronograma. Originalmente estaba estipulado que abriría su competición en el torneo el martes 30 de junio contra el equipo anfitrión del torneo, Utah Royals FC.

Sin embargo, ante la baja de Orlando Pride de la competición se hizo necesario una restructuración del cronograma y ahora su debut será el sábado 27 de junio frente a Chicago Red Stars.

Una de las cosas que Burke sabe es que deben ser flexibles, y utilizar diferentes sistemas de ser necesario. Reconoce que será todo un desafío no sólo para las jugadoras sino también para el staff técnico que no tiene videos que demuestren cómo jugará Chicago en un torneo con un formato tan único como este. Sin embargo es realista y reconoce que a pesar de toda la preparación, cuando suene el silbato y la pelota ruede, todo puede ser una historia completamente diferente.



La flexibilidad, algo clave

La preparación del equipo por parte de Burke también tuvo que ajustarse. De planear jugar 24 partido en 33 semanas, ahora deben jugar un mínimo de 5 en un mes. Por lo tanto Burke vio necesario hablar con alguien que sabe del tema: el entrenador de los Estados Unidos, Vladko Andonovsky. Este le hizo notar la importancia de dos cosas: la recuperación física entre partido y partido y el planeamiento para el próximo oponente. Por lo tanto, Richie reconoce que este torneo también será una prueba para los directores técnicos, para ver cómo hacen para que sus equipos estén listos para cada partido ya que las jugadoras le agarrarán la mano al torneo con es pasar de los partidos.

Washington Spirit se ha caracterizado últimamente por su plantel con un joven promedio de edad y este año ese tendencia continúa. Washington tiene 7 novatas en su plantel por lo cual esta Challenge es una muy buena oportunidad, según Burke, para ver cuál es el verdadero potencial de todas ellas después de haber demostrado mucho potencial durante los entrenamientos. El coach sabe es que no podrá demandarles un rendimiento igual al que podrían tener en una temporada regular de 24 partidos pero confía en su equipo ya que ha visto que muchas de ellas han estado jugando excepcionalmente bien y piensa que van a tener éxito en este campeonato.

Entre sus novatas, Burke señaló que quiere ver a Ashley Sanchez en un partido de verdad. Ya declaró que será titular el sábado y que es increíblemente talentosa, con un talento prodigioso. De ahí la importancia de seguir desarrollándola como jugadora. “Pequeña, liviana, engañosa y rápida,” fue la descripción del entrenador con respecto a Sanchez.

Además, el coach señaló que se ha creado un entendimiento especial entre Rose Lavelle y la nueva incorporación del equipo: Kumi Yokoyama. “Parecen que hubieran estado jugando juntas desde hace años,” dijo Burke sobre ellas. También hizo mención de Dorian Bailey y Bayley Feist, quienes luego de una buena primer temporada en el 2019 ahora tienen más confianza. Además mencionó a Natalie Jacobs, que es bastante multifacética. Jacobs puede jugar como centrocampista y delantera pero Burke la ha colocado como defensora por derecha y lo ha hecho muy bien también. Esto es importante porque las lesiones quizás sean algo que veremos frecuentemente y tener una jugadora multifacética le vendrá bien a cualquier equipo.

Kumi Yokoyama y la importancia de recalibrar

Cuando se le preguntó a Richie Burke sobre la japonesa que este año jugará con el Spirit, el técnico sólo tuvo palabras de elogio para ella. Mencionó que sabe jugar muy buen fútbol, tiene buena técnica, y que es muy pero muy buena futbolista. Sabe cómo engañar a las defensas rivales por su creatividad y habilidad técnica para recibir y dribblear con la pelota, por lo que Burke cree que podrá burlar las defensas rivales más fácilmente. El coach la llamó un enigma y además mencionó que encontró una muy buena asociación con Ashley Hatch quien es buena para llevar la pelota hasta el área rival. Con ellas dos más Bossiére y Sanchez sirviendo pelotas, el entrenador cree que tiene un buen ataque aunque claro que hay que esperar cómo resulta ese cuarteto frente a las Red Stars.

A pesar de la juventud de su equipo, Burke sabe que sus jugadoras están en un ambiente profesional y es muy sincero cuando dice que ya que ellas están recibiendo un sueldo por jugar debe demandarles rendimiento. Que debe haber un ambiente profesional, que no debe existir una falta de precisión técnica o entendimiento de la parte táctica. Que todas deben entender su rol. Y que su equipo está respondiendo precisamente a eso. Aunque también acepta que hayan días en que las jugadoras no estén del todo bien, Burke dijo que allí es cuando necesita recalibrar el equipo.


Y después de la Challenge Cup, ¿qué?

Según Burke han habido propuestas para continuar con el fútbol después de la Challenge. Y que claro que para ellos la seguridad de las jugadoras es lo primero pero que están esperanzados de que puedan seguir jugando aunque sea partidos amistosos en septiembre, octubre o incluso noviembre para aprovechar el empuje que les dé este torneo.

Un tema que no podía escapar fue el de Orlando. Cuando le preguntaron si habían hablado con el equipo después de que se supo la noticia del club de la Florida para dejarles en claro lo que debían o no debían hacer de ahí en más, el coach respondió que se dio cuenta que todas las jugadoras de la liga se conocen entre sí y por lo tanto están conectadas a través de las diferentes redes sociales. Pero que el equipo usó esta ventaja para reforzar la disciplina y poner su atención en la preparación lo cual ahora les está dando rédito. Además se mostró orgulloso de que dentro del mismo equipo haya un grupo líder que siempre está demandando el compromiso de todas con respecto al equipo lo cual hizo que la participación de Washington en el torneo no se pusiera en peligro.

Ante la mención de Tegan McGrady, que en el 2019 fue una novata, Burke mencionó que durante la pretemporada estuvo trabajando duro para ponerse en forma y ser más fuerte después de que algunas lesiones la tuvieron a mal traer. A pesar de esto el entrenador dijo que McGrady fue una verdadera bestia. Su habilidad técnica y cómo piensa la hacen una jugadora fantástica. Y eso es lo que está demostrando en los entrenamientos y lo que demostró durante la pretemporada. ¿Cuál es su meta? El equipo nacional, y es por ello que está trabajando duro para ser más organizada, más fuerte, mejor, estar más en forma y ser más rápida. Si lo logra, será una de las próximas defensoras por izquierda con las que cuente Estados Unidos.



Crédito de las imágenes: Washington Spirit

© 2020 Fútbol Ace. 

  • Instagram - White Circle
  • Apple Music - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle