Kansas City NWSL todavía no puede recoger tres puntos

Kansas City NWSL tuvo un cronograma parecido al de Portland Thorns con 3 partidos en 8 días. Luego de lo que fue ese agónico empate frente a Houston en el BBVA Compass Stadium, el equipo recibió a Chicago Red Stars en el Field of Legends.


Lo que fue un partido que en un principio parecía estar a favor de las locales, se terminó balanceando de a poco para el lado de Chicago. Un ataque diluido en las puertas del área de las visitantes, dejó a Mallory Pugh con la pelota. Ella hizo la conducción recorriendo dos tercios de la cancha con las cuatro del fondo atenta a ella y dejando suelta a Kealia Watt. El pase final hacia Watt tuvo el timing preciso y la definición fue muy buena, poniendo el 1-0 a pesar de los esfuerzos de Maemone y Vincent por evitar que la delantera sacara el remate.

Minutos más tarde una nueva conducción de Pugh (esta vez por la izquierda) hizo que la pelota le quedara a Makenzy Doniak, que acompañaba por el medio. Doniak buscó su gol durante todo el partido y la combinación con Pugh lo hizo posible.




Dos puntos a resaltar de este partido por el lado de Chicago


Primero: si bien Rachel Hill ha hecho un buen trabajo en su banda derecha, Doniak demostró más entendimiento y química con Pugh, que está siendo la creativa del equipo. Quizás Rory Dames se incline más por ella que por Hill de ahora en más.

Segundo: Mallory Pugh está siendo la incorporación de más peso del equipo y este partido lo demostró con creces. La delantera ingresó como suplente a los 61' y sólo seis minutos más tarde realizó la asistencia para el gol de Watt, además de la carrera desde el tercio defensivo. Apenas tres minutos más tarde metió en pase-asistencia para Doniak, su segundo de la tarde.



Siguiente parada: la Florida


Para su siguiente partido, Kansas viajó a la Florida para enfrentar a Orlando Pride que llegaba motivado a este partido como invicto (1 empate, 3 victorias). Huw Williams optó por rotar y dejó a Amy Rodríguez en el banco, colocó a Mariana Larroquette de 9 con Jenkins y Weber por las bandas.

Orlando comenzó poniendo a prueba la defensa de Kansas, con Abby Smith haciendo por lo menos tres atajadas consecutivas y espectaculares. Sin embargo, lo que creíamos que era otra gran atajada de la arquera terminó siendo gol para Orlando según la referí. Las cámaras no alcanzaron a captar si la pelota cruzó toda la línea o no y se le otorgó el gol a Alex Morgan al minuto 16.

Kansas lo intentó y aunque llegó al área rival en varias ocasiones, no tuvo ni siquiera un solo disparo claro a portería. Ni siquiera después de que Amy Rodríguez ingresara al partido en el segundo tiempo.


Orlando pudo haber ampliado el marcador desde el punto penal pasada la hora de juego por la falta de Katie Bowen sobre Morgan pero la delantera falló al convertir, estrellando la pelota en el poste.



El marcador final quedó a favor del Pride por la mínima. Fue otro partido frustrante para Kansas, que no encuentra la fluidez ni la conexión entre sus delanteras y que acumula cada vez más jugadoras lesionadas. La falta de Labonta en el medio se nota demasiado y durante el partido vimos a Larroquete intentando bajar para ayudar y por lo tanto no lograba acompañar a Weber en lo que ella intentaba hacer por la banda. Mientras tanto, el entrenador Williams sigue rotando jugadoras, intentando encontrar un once que le ayude a conseguir su primera y ansiada victoria.