Hubo empate en el último derby de Cascadia de la temporada regular

La pelea por la punta y el Shield va llegando a su fin, quedando sólo 2 partidos por jugar tanto para Portland como para Reign en la temporada regular 2021.

El último derby de Cascadia de la temporada no había podido ser jugado en la fecha pactada (octubre 2) debido a la suspensión de los partidos por ese fin de semana. La NWSL dictaminó que dichos juegos tuvieran lugar el pasado miércoles 13, incluyendo al derby.


El Reign venía con una buena racha con sus últimos cinco partidos sin perder (4 victorias y 1 empate) mientras que Portland venía arrastrando 2 derrotas y 1 empate en sus últimos 3 juegos. Otra cosa positiva a favor de Reign era el alto xG que traía, con 9 goles en sus últimos 3 partidos y el gran entendimiento entre el cuarteto de Le Sommer, Marozsán, Fishlock y Rapinoe.

Ambos clubes llegaban a este partidos sin lesionadas ni ausencias (exceptuando a Christen Westphal, que no aparece en ninguna lista), aunque Reign tuvo que empezar sin Rapinoe debido a que la jugadora volvía de una lesión.

Si hablamos de las locales, dejando de lado los números, venían de una pobre performance contra Kansas donde empataron sin goles contra el último de la tabla que se ha hecho fuerte en casa. Sin haberle podido ganar a su rival de siempre en todo el año, queriendo dar una mejor versión, permanecer en la punta y seguir teniendo una mano en el Shield, es que Portland salió a jugar en su cancha.

Y el equipo local no pudo tener mejor comienzo ya que al minuto 3, Morgan Weaver abrió el marcador. Una buena pelota con pase al área de Sophia Smith dejó a Weaver con la posibilidad de remate. La delantera aguantó la marca rival, la dejaron dar la media vuelta y logró batir a Bouhaddi.



Con el partido a su favor, las locales lograron controlar el primer tiempo con números a su favor en las estadísticas. La presión férrea que aplicaron sobre Reign hizo que las forzaran al error vez tras vez y las laterales anticiparon los intentos de avances de Le Sommer y Sofia Huerta por las bandas. Y cuando jugadoras como Fishlock y Le Sommer lograban romper la presión y cruzar medio campo, la buena posición defensiva de las jugadoras de Portland forzaba a dar malos pases y perder posesión.

Laura Harvey trajo a Angelina a la cancha en lugar de Quinn al comienzo del segundo tiempo y como resultado, se vio mejor: más incisivo, con más llegadas al área de Portland y sin tantas pérdidas de pelotas. Más en control. El partido se hizo más parejo, con llegadas por ambos lados pero pasada la hora de partido el marcador no se había movido.

A la hora, Sinclair tuvo su último remate de la noche (que pasó cerca del arco) ya que fue reemplazada por Crystal Dunn. Por el lado de Reign, Megan Rapinoe ingresó junto con Dani Weatherholt por Le Sommer y Balcer. Y apenas 3 minutos más tarde, Rapinoe tuvo su primer remate del partido. Un cabezazo por el segundo palo que se fue por encima del arco de Bixby pero que si hubiera cabeceado mejor, hubiera significado el empate.

Tres minutos más tarde, Fishlock arrancó desde la izquierda en diagonal para encontra a Lavelle en el área. La delantera logró sacarse la marca de encima y rematar apenas afuera.


En esos minutos se jugaba de área a área y Portland tuvo su chance por medio de Rocky Rodríguez. Luego de una combinación entre Dunn y Horan, le dieron la pelota a Rocky para rematar pero su definición rasa terminó afuera.


Parecía que Portland se llevaría la victoria y eso le daría un final de temporada un poco más tranquilo. Sin embargo, al minuto 85 la referí pitó mano de Angela Salem en el área y el subsecuante penal para el Reign. Rapinoe definió muy bien y puso el empate parcial que terminó determinando la repartija de puntos al final de los 90 minutos.




Repercusiones


La decisión de la jueza (dictaminar penal) a minutos del final causó la furia de los fans de Portland, así como del equipo y entrenador.


Mark Parsons mencionó al respecto: "Ambos brazos estaban pegados al cuerpo, literalmente haciendo a la persona más pequeña. Las reglas del juego son claras. Se pueden googlear. Es poco afortunado que una regla objetiva ha sido aplicada de la forma en que lo ha sido dos veces en 7 días".



"Ya nos hicieron lo mismo dos veces en tres partidos [...] En el juego contra Houston fue lo mismo. La pelota pegó en el cuerpo. Fue objetivo. Sólo estoy señalando un hecho", declaró Parsons refiriéndose a la mano que le cobraron a Becky Sauerbrunn en el partido contra Houston Dash que equivalió a la derrota por 2-3 final.


En la segunda mitad fue clave la inclusión de Rapinoe y la dinámica cambió para mejor. La delantera tuvo un total de 4 remates (2 al arco, 2 desviados) y 2 chances creadas. Pero aún así el Reign no encontró el toque final en jugadas de campo. El penal demostró que Rapinoe, desde los doce pasos, es seguridad.


El equipo no se vio muy conectado y Marozsán no estuvo fina con sus pases y creación de juego desde el medeiocampo. Le Sommer falló las dos claras que tuvo y Bethany Balcer no apareció.


De los tres partidos en los que estos equipos se han enfrentado, dos han quedado a favor de OL Reign y el tercero fue un empate. Con ambos conjuntos ya clasificados a playoffs, no sabemos si se cruzarán en la post temporada. Pero si lo hacen, sería bueno verlos en una final.



También fue noticia...


Meghan Klingenberg disputó el partido número 100 con la camiseta de Portland Thorns. De esta manera se convirtió en la cuarta jugadora en lograr esto con el club. Desde que Klingenberg se unió al club en 2016, la lateral se ha convertido en la tercera en la liga en lo que respecta a chances creadas (157).