Estados Unidos y otra victoria, esta vez frente al Brasil de Pia Sundhage

En la segunda jornada de la She Believes Cup, Estados Unidos se enfrentó a su rival panamericano Brasil.

Después de lo que fue el duro partido contra Canadá, el entrenador Vlatko Andonovski realizó cuatro cambios de entrada: Rose Lavelle, Alex Morgan, Emily Sonnett y Christen Press fueron titulares en lugar de Catarina Macario, Midge Purce, Carli Lloyd y Megan Rapinoe.


El impacto de Lavelle en el partido, aprovechando los espacios y acompañando las jugadas, haciéndose disponible para recibir y tocar, fue evidente. Como es habitual, Estados Unidos comenzó presionando a Brasil bien arriba y acorralándolo contra su propio arco. La Canarinha resistió pero la férrea defensa sucumbió en el minuto 11 ante el disparo de Christen Press, que usó su típico corte por la izquierda para deshacerse de Kathellen y Bruna Benítez y disparar al palo más alejado de Bárbara, haciendo imposible para la arquera detener ese disparo.


Todo Brasil tuvo que sacrificar su mentalidad atacante por la defensiva en el primer tiempo y lo sufrió, con jugadoras rivales escabulléndose en su área. Tamires tuvo una tarde ocupada con Lynn Williams, que fue la más suelta de todas, y que se dedicó a servir pelotas al área en el ataque, entre otras cosas. Es que si hay algo en lo que Pia Sundhage debe trabajar es en la labor defensiva de su equipo. Y se nota que están trabajando en ello, ya que la propia capitana del equipo, Marta, fue una de las jugadoras del equipo con mayor cantidad de tackles ganados, después de Bruna Benitez y Tamires. Es un comienzo, y esta She Believes ya no se trata tanto de ganarla sino más que nada de ganar rodaje, probar jugadoras y ver qué funciona y qué no para que los equipos estén listos para la el juego olímpico.


Así lo han dicho una y otra vez los entrenadores, entre ellos Vlatko Andonovski, al que se le preguntó sobre la (extraña) falta de efectividad de Estados Unidos en el último tercio. Él aseguró que es algo que no le preocupa ya que la mayoría de sus jugadoras están en pre temporada y sabe que con el rodaje que tengan con sus clubes, la cosa cambiará.

Y es que Estados Unidos tuvo un total de 17 disparos, de los cuales sólo 5 fueron al arco y de los cuales convirtieron 2. Megan Rapinoe ingresó en el minuto 72 por Press y aseguró el resultado faltando dos minutos para que acabaran los 90. Lindsey Horan fue la autora de la asistencia y también fue la que llevó la pelota por la banda izquierda y le proveyó de la pelota a Christen Press para que ella hiciera de las suyas en el primer gol.



Horan, que no tuvo el mejor de los partidos contra Canadá, volvió a regalarnos su buen fútbol con una gran precisión de pases (87%), cantidad de chances de gol creadas (4) y tackles ganados (13 de 20).


Claro que Brasil no se contentó con defenderse porque esa no es su mentalidad ni estilo de juego pero aunque llegó en más de una ocasión al campo de Estados Unidos, abusó de los centros en los cuales no les fue muy bien. De 23 centros, sólo 1 fue exitoso. Mientras que solo tuvieron 2 remates al arco de los 10 intentados de los cuales ninguno hizo demasiado daño al arco protegido por Alyssa Naeher.


Estados Unidos vs Brasil es un clásico panamericano que nadie se quiere perder, donde existe una rivalidad marcada entre las reinas del norte y del sur. Con la victoria conseguida, las dueñas de casa quedaron en lo alto de la tabla con 6 puntos y por lo visto se quedarán con la Copa She Believes un año más. Además de seguir invictas en casa, sumaron una victoria más a su historial contra la Canarinha, llegando a las 30 victorias, 3 empates y 5 derrotas.

Estados Unidos cerrará la participación en la She Believes Cup frente a Argentina y Brasil lo hará frente a Canadá.



© 2020 Fútbol Ace. 

  • Instagram - White Circle
  • Apple Music - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle