Equal Play, Equal Pay

“Equal Play, Equal Pay”, si no eres fanático del fútbol, para ser más específica del fútbol femenino, lo más seguro es que no sepas que significa esto. Este término describe un problema que las jugadoras profesionales de fútbol están teniendo en este momento, no les pagan igual que a los jugadores hombres. La cosa es que este no es el único problema importante que están padeciendo, al mismo tiempo ellas también están teniendo peores condiciones de juego y un ejemplo de esto es como, por primera vez en la historia, un torneo importante — el mundial de fútbol femenino en el 2015 — fue jugado completamente en grama artificial, lo cual trae como consecuencia un gran número de problemas, desde la forma en que la pelota rueda hasta la salud de las jugadoras.


Esto es algo por lo que ninguna mujer debería tener que pasar, ninguna debería abandonar sus sueños porque no va a recibir el mismo pago o la misma atención que los hombres en el mundo de los deportes, o en cualquier otra industria que desee. No deberíamos tener peores condiciones o tener que dejar lo que nos apasiona debido a esto, porque la diferencia de pago nunca debió haber llegado a ser tan grande.


5 hechos por los que las

jugadoras de fútbol femenino están luchando contra la diferencia de pago:


  1. El equipo femenino de fútbol de los Estados Unidos ganó el mundial de fútbol femenino en 2015 y aun así recibió en pago $6 millones menos que el equipo de los hombres, quienes perdieron en la primera ronda en el mismo evento.

  2. Los juegos de fútbol femenino no reciben la misma atención por parte de los medios (se transmiten menos por televisión), ni son promocionados en igual medida que los juegos de fútbol masculino.

  3. Los hombres que juegan en el Major Soccer League (MLS) en U.S. reciben un promedio de pago de $226,454 al año, mientras que las mujeres jugando en el National Women’s Soccer League (NWSL) reciben un promedio de pago de entre $7,200 y $39,700.

  4. Las jugadoras del equipo nacional femenino de U.S. ganan aproximadamente el 40% de lo que ganan los hombres del equipo nacional.

  5. Las condiciones de juego de las mujeres son peores que las de los hombres, hasta los hoteles en donde se hospedan suelen ser de menor calidad.

Esta situación de desventaja es algo que a las jugadoras del equipo de fútbol femenino de U.S. les ha costado una gran pelea, y solo ha sido para mejorarles la situación en la que se encuentra actualmente, ya que todavía no han logrado igualdad a la de los hombres en ningún sentido. Este problema no lo estamos viendo solamente con las mujeres en el fútbol, sino también en otros deportes y trabajos, lo cual es inaceptable. En otras industrias también se está poniendo de manifiesto, por mujeres y hombres al rededor del mundo, este rechazo a la desigualdad de géneros a nivel profesional, como es el caso del movimiento #MeToo en Hollywood; y estén pendientes, porque es algo que apenas esta comenzando.


© 2020 Fútbol Ace. 

  • Instagram - White Circle
  • Apple Music - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle