Empate en Providence Park entre Portland y Gotham

Portland Thorns recibió a Gotham FC en un Providence Park abierto al 100% para el público el pasado domingo. Este partido era el primero en jugarse con todo el estadio habilitado desde que empezó la pandemia.


Sin Sheridan bajo los palos, DiDi Haracic ha tomado su lugar. En este partido fue clave para el resultado final y para que su equipo pudiera sacar 1 punto en un estadio donde siempre es difícil jugar.


Muchos condimentos se sumaron a este encuentro. Rocky Rodríguez había mencionado que desde niña soñó jugar en un estadio lleno de público, donde al equipo que alentaran fuera uno de mujeres. Además era el debut de Bella Bixby en su casa luego de que en el 2020 todos los partidos se jugaran en Utah y que en la Fall Series fuera Britt Eckerstrom la arquera titular.


Ante la ausencia de AD Franch, Bixby ha quedado como la titular en el arco y con el resultado del domingo (0-0) ya lleva dos vallas sin vencer en dos partidos. Y si bien en este encuentro Gotham no le exigió mucho, sus intervenciones fueron siempre con mucha seguridad y no dejando lugar al rival de aprovechar una segunda pelota o rebote.

La defensa de Portland también estuvo a punto. Meghan Klingenberg es el motorcito de este equipo por la banda izquierda y se combina muy bien con Kelli Hubly. En este partido Hubly demostró otra vez lo mucho que ha crecido como jugadora. “Creo que es una de las jugadoras más infravaloradas de la liga”, dijo Bella Bixby cuando se le preguntó por ella. Y sin dudas lo es, habiendo sido fundamental en este encuentro para contener los avances de Gotham.

Hubly fue importante para contener a la que quizás era la jugadora más peligrosa del campo esa tarde: Midge Purce. Gotham no tuvo un mal partido y el mediocampo respondió bien pero las jugadoras de Portland son muy movedizas y Morgan Weaver se les escapó más de una vez por la banda derecha. La combinación entre ella y Simone Charley se vio muy bien. Y Marissa Everett como 10 tuvo momentos memorables sin dudas.

Sofia Smith ingresó como suplente. La delantera sigue ganando minutos después de una lesión y en este partido fue anticipada en casi todas las pelotas que disputó, no pudiendo marcar la diferencia que hacía falta en la parte final del partido.


Otras dos que ingresaron como suplentes fueron Yazmeen Ryan y Olivia Moultrie. De esa manera hicieron su debut en Providence Park, al igual que Bixby.



Oportunidades aquí y allá


Didi Haracic fue la mujer del partido, evitando la caída de su arco una y otra vez. Una vez más Portland no se quedó corto en la cantidad de oportunidades producidas, acercándose al arco rival por lo menos en 22 oportunidades. Claro que no en todas ellas lograron rematar al arco pero en las que sí lo hicieron, Haracic y su defensa, fueron fundamentales. Resaltan dos jugadas donde en una la pelota quedó bollando en la línea de gol después de una salvada espectacular de la arquera de Gotham. Y si no hubiera sido por la intervención oportuna de Ifeona Onumonu, que la sacó en la línea, Simone Charley habría puesto el 1-0.


Otra oportunidad muy clara llegó al minuto 26. Everett tiró un pase largo para Weaver, que dejó atrás a dos defensoras y quedó mano a mano con la arquera. Haracic solo logró rozar el balón pero este siguió con destino de gol. Y fue Estelle Johnson quien terminó siendo la heroína, enviando esa pelota al córner.


Gotham también tuvo las suyas donde Onumonu fe protagonista en ambas. En una, salió de la marca de dos defensoras en el lado derecho del área. A continuación asistió a Lee que remató y faltó poco para que la pelota encontrara su destino. En la segunda, un remate de Onumonu de cabeza después de un centro de Johnson se estrelló en el palo.



Evaluación


“Hoy tuvimos una actuación subpar”, dijo Mark Parsons. Y aclaró de que a pesar de generar buenas chances, el posicionamiento de las jugadoras no fue bueno lo cual hizo que no pudieran abrir el marcador.

Del lado de Gotham, el haber sacado el empate en Providence Park fue bueno y siguieron demostrando un enorme trabajo defensivo. Sin embargo, casi no hubo conexión de la mitad de la cancha hacia adelante y no hubieron combinaciones entre Purce y Onumomu. Claro que esto también fue mérito de Portland pero a Purce se la vio con rostro frustrado. Y mucho tuvo que ver la marca casi personal que le puso Hubly encima y quizás algunas decisiones arbitrales.


Este encuentro fue parecido al que se disputó en la final de la Challenge Cup, con la excepción de que las goleadoras Christine Sinclair y Carli Lloyd no estuvieron allí. Quizás la diferencia podría haberla marcado Weaver, quien estrelló un derechazo en el travesaño, pero al final de los 90' el marcador no se movió.