Empate agónico para Orlando en su cancha

“Si me dan a Alex Morgan aunque sea por 1 partido, soy un hombre feliz”, dijo Marc Skinner después del partido. Y es que en este juego contra el Spirit se vio a una Morgan más participativa que nunca y que incluso encontró el empate cuando el partido moría. Claro que no todo fue obra de ella sino de una de sus más nuevas incorporaciones, Phoebe McClernon.

Pero antes de llegar a ese punto tenemos que decir que fue el Spirit el que empezó presionando arriba, con Trinity Rodman teniendo la primera oportunidad del partido y haciendo que Harris tuviera que intervenir. Rodman tuvo una segunda chance luego de combinarse con Ashley Sánchez pero el remate salió alto. El Spirit siguió acumulando oportunidades, incluso con Kelley O'Hara entre aquellas que tuvieron la oportunidad de patear al arco pero su disparo pegó en la parte de afuera de la red.


El partido se fue al descanso sin goles pero el segundo tiempo trajo oportunidades para Orlando. Una de ellas llegó por medio de la combinación Marta – Leroux. Un pase largo desde mitad de cancha de parte de la brasileña dejó a Leroux con la oportunidad de poner el primero pero el remate se fue apenas desviado. Otra jugada que involucró a Leroux llegó minutos más tarde y dejó a Morgan con posibilidades de rematar pero Washington se salvó, luego de que la pelota se fuera alta.



A los 76 un buen centro de Tori Huster encontró a Ashley Hatch quien, a pesar de la marca de Krieger, le ganó en potencia y posición y terminó abriendo el marcador. Pero Washington al final no pudo sacar los tres puntos como visitante ya que una pelota larga enviada por McClernon hacia Morgan que picaba entre las centrales la dejó con la chance de definir en el área. Bledsoe alcanzó a tocar la pelota y Nielsen intentó despejar la pelota pero sus esfuerzos no fueron suficientes y la pelota entró en el arco.


Fue 1-1 final y con ese gol, la delantera de los Estados Unidos terminó la sequía goleadora que tenía con su club ya que no anotaba desde el 2018.

Después de la victoria de Orlando sobre Washington en la Challenge Cup, Washington demostró querer tomar revancha pero aunque quizás tuvieron las chances más claras del partido y la mayor cantidad de ellas, todavía no pueden capitalizar en la producción que está generando la dupla Rodman-Sánchez.


Por el lado de Orlando, pareciera como si esta temporada finalmente todo el trabajo previo de Skinner estuviera dando sus frutos. El Orlando de este año está realizando un trabajo importante en la parte defensiva y aunque le falta encontrar un balance entre las tres zonas principales de la cancha, sí parece estar encontrando de a poco el equilibrio que tanto le ha hecho falta en temporadas pasadas. Se vienen dos partidos cruciales para probar la madera de la que está hecha el Pride temprano en la temporada, cuando la semana que viene enfrente al Courage y luego a Portland.

Stats


Imagen : Google