Debinha: la brasileña que brilla en el Courage


Zamba. Carnaval. Ritmo. Cuando escuchamos esas palabras las asociamos generalmente con Brasil. Y si decimos Brasil, tenemos que pensar en Debinha.


Débora Cristiane de Oliveire, más conocida como Debinha, nació en Brasópolis, Brasil, un 20 de octubre de 1991.


Uno podría pensar que Debinha lleva la música en las venas pero no. Ella misma reconoce que su compañera del North Carolina Courage, Crystal Dunn, es la que más ritmo tiene en el vestuario.


Sin embargo, como ella contó en una entrevista para el sitio Beats and Rhytms FC, un amigo cantautor de su infancia le compuso una canción llamada Mulher Guerreira” para levantarle el ánimo después de que se enterara de que la jugadora se perdería el mundial 2015 por lesión. Dicho amigo fue uno de los primeros en jugar con ella al fútbol en la plaza y en las canchas.


Sobre el lugar donde creció, Brasópolis, es un pequeño pueblo donde todos se conocían con todos. Mientras crecía, la jugadora estuvo rodeada de amigos y familiares de todas las edades. Y ella reconoce que nunca olvidará su origen y los amigos que todavía viven allí.



Clubes, clubes y más clubes


Si miramos su historia como futbolista encontraremos incontables clubes en su currículum. Y si bien jugó mucho tiempo en equipos de su país, también tuvo su paso por el viejo continente. Desde el 2013 a 2015 tuvo la oportunidad de jugar para el Avaldsnes IL, en Noruega, donde deslumbró con su capacidad goleadora. Allí marcó 23 goles en 30 partidos.


Debinha en sus años en el Avaldsnes (foto: Jan Kare Ness)

En Brasil la conocen bien. Tal es así que para el 2014, cuando Sao José tenía que jugar la Libertadores y luego el torneo ICC en Japón la llamaron para reforzar el equipo a préstamo desde su club noruego junto a su compatriota Rosana. Y el préstamos sirvió ya que ese año Debinha se coronó campeona con el Sao José.


Ese campeonato le valió para clasificarse al torneo International Women’s Club Championship o también conocido como Nestlé Cup donde, luego de ganar la semifinal contra el equipo japonés Urawa Red Diamonds por 1-0 con gol de nada más y nada menos que Debinha, el equipo accedió a la final. En esa definición por campeonato le tocó enfrentar al Arsenal al que le terminarían ganado por 2-0 y así se quedarían con el campeonato.


Debinha cerró un año redondo.


Su siguiente parada sería China ya que durante el 2016 jugó con el Dalian Quanjian FC, equipo que durante tres años seguidos (2016-2018) ganó la Women’s Super League. La jugadora brasileña se coronó campeona con este club bajo las órdenes del ahora coach del OL Reign, Farid Benstiti. Además de esto, Debinha quedó entre las jugadoras más notables del club junto a dos de sus coterráneas (Gabi Zanotti y Fabiana da Silva Simoes).

Siguiente parada: Estados Unidos


La 10 del Courage (foto: North Carolina Courage)

Luego de su paso por el país del sol naciente, finalmente desembarcó en el North Carolina Courage de Estados Unidos, donde se convirtió en una pieza invaluable desde su primer temporada en el 2017, con 25 años. Cualquiera que haya visto al Courage jugar, sabe que es un equipo que destila talento en todas sus líneas. Entonces, ¿qué le aporta la brasileña de 28 años a este club?


Crystal Dunn es la compañera de ataque de Debinha en el Courage desde el 2018 y entre las dos se las han arreglado para causar desastres en las defensas rivales. Sin embargo, Debinha ya estaba demostrando toda su calidad en 2017 y comenzando a cimentarse como una de las mejores centro-atacantes de la NWSL.


Con Sam Mewis dictando el tempo de los partidos, Debinha sabe trabajar en sincronía con ella. Generalmente es Sam la que se lleva las marcas y Debinha se para cerca de la defensa rival y aprovecha los espacios que ella le deja. Las defensoras saben que la brasileña es muy hábil en el dribbling, lo cual les crea una dicotomía: ¿salir a defender o quedarse en el lugar? Si dan un paso al frente para defender, dejarán un espacio para un pase filtrado. Pero si se quedan en el lugar, Debinha sabe aprovechar muy bien los espacios reducidos y luego de un dribbling o dos puede quedar con una oportunidad clara de tirar al arco.

De esta manera, Debinha es una pieza fundamental del ataque del equipo de Paul Riley, quien dispone de una formación apenas vista en otros conjuntos de la liga (4-2-2-2), con Debinha formando parte de un cuadrado/rombo de ataque, donde ella es una de las aristas.


Para lograr esto, la centrodelantera se complementa muy bien con las dos delanteras de su equipo, las cuales generalmente son Lynn Williams y Jessica McDonald (aunque a veces también puede ser Kristen Hamilton). Y son las delanteras las que le crean el espacio a la brasileña, abriéndose hacia las bandas para que ella se sume, dejando así más opciones en el ataque por dentro. Estos roles pueden cambiar, con las delanteras yendo por el centro apenas toman posesión de la pelota y con Debinha abriéndose hacia las bandas.


La comprensión del planteamiento táctico de su director técnico, su capacidad de leer el juego y entender su rol con respecto a las posiciones de sus compañeras, su rapidez, astucia y dribbling en espacios reducidos, hacen de Debinha una verdadera joya.


En el Courage, es una pieza fundamental. Generalmente se ha visto que cuando la pelota no pasa por sus pies (o los de Dunn), las defensas rivales recuperan el esférico o este termina perdiéndose. ¿La razón? La que apuntamos en el párrafo anterior: Debinha es una de las que abre espacios y se mete en espacios reducidos, abre la cancha y permite que el ataque progrese con éxito.


Desde que llegó a la NWSL, Debinha casi no ha visto la derrota.

En el 2017, su año debut en la liga, jugó todos los partidos de esa temporada y ayudó al Courage a ganar el Shield. Lamentablemente, en la semifinal de los playoffs contra Chicago se lesionó y se perdió la final por el Championship ese año.


Sin embargo, su 2018 sería aun mejor y sería parte del equipo que ganó el Shield y el Championship en el mismo año por primera vez en la NWSL, lo cual repetirían un año más tarde.


A título personal, la jugadora fue parte del segundo mejor XI de la liga norteamericana en el 2018 y la MVP de la final de los playoffs en 2019.




En Brasil


Con la selección de Brasil debutó en el 2011 en los Juegos Panamericanos de Guadalajara y luego formaría parte de la lista de suplentes para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, contando 20 años.

El momento más duro para la joven jugadora llegaría en el 2015 mientras disputaba la Algarve Cup. En el partido donde Brasil le ganó a Suecia por 2-0, Debinha se lesionó la rodilla y por lo tanto no pudo disputar el torneo máximo del fútbol y que tanta ilusión tenía por jugar: la Copa Mundial de la FIFA Canadá 2015.


Sin embargo sí pudo estar presente en Rio 2016, el cual llegó a ser su debut olímpico en casa donde desafortunadamente no pudo recoger la medalla de bronce después de que Brasil perdiera el partido por tercer y cuarto puesto frente a Canadá.

En el Torneo Internacional de Manaus o Torneo Internacional de Sao Paulo, fue una de las goleadoras en su edición 2013 con 3 tantos (junto a Marta) cuando su equipo se coronó campeón, lo cual repitió en 2016. En 2019 salió subcampeón al perder por penales contra Chile después de un 0-0 en tiempo reglamentario.


Otra medalla le llegaría en 2018 cuando se coronó campeona de la Copa América jugada en Chile donde marcó 4 tantos. Esto se tradujo en que Brasil sacara pasaje para los próximos juegos olímpicos de Tokio.

Debinha también fue parte del squad que fue al mundial de Francia 2019 donde lamentablemente Brasil se quedó afuera de la competición en cuartos de final. Sin embargo, ella fue uno de los puntos altos del equipo. Fue Debinha la que le dio la asistencia a Cristiane para el 2-0 sobre Australia. Fue ella la que ganó el penal frente a Italia que le dio a Brasil la victoria luego de que Marta lo convirtiera en gol. Y fue Debinha también quien le puso la pelota a Thaisa para que marcara su gol frente a Francia en cuartos de final. Y la historia podría haber sido diferente en ese mismo partido si Mbock Bathy no hubiera salvado la pelota que tenía destino de gol y que Debinha pateó.


Debinha en el partido vs Italia (Foto: Courier Picard)

La jugadora que en 2018 fue la número 50 en una lista de las 100 mejores jugadoras del mundo según The Telegraph, subió casi 30 posiciones en 2019. Después de volver del Mundial, marcó nueve goles para su equipo, incluyendo tantos en la semifinal y final lo cual les valió a las de North Carolina Courage el título ese año, otra vez.

La jugadora ya lleva 34 goles internacionales con Brasil y quizás sea no sea la próxima Marta (porque, ¿quien realmente podría igualarla?) pero Debinha ya se ha labrado su camino y sólo podemos esperar que siga haciéndolo con su club y con su selección. Y ahora que Pia Sundhage es la coach de su equipo nacional, se ha visto una mejora en el juego de la Canarinha. ¿Quién sabe? Después de haber ganado tantas cosas a nivel club, quizás la próxima sea algo grande con su selección.

Creo que la mejor parte de los deportes es la competición que tú creas contigo misma; nunca conformarte. Hoy sé que si me cuido y me dedico a evolucionar más y más, puedo hacer una diferencia y pelear por ser la mejor. Y si eso no sucede estoy segura que dejaré un legado para aquellas que estén llegando o para aquellas que sueñan con estar algún día en el equipo nacional”.

Foto portada: Andy Mead.

© 2020 Fútbol Ace. 

  • Instagram - White Circle
  • Apple Music - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle