Clásico Regio: Rayadas le quitó el invicto a Tigres en El Volcán

Ya pisando el cierre del torneo Guard1anes 2020, en la jornada 16 pudimos finalmente ser testigos del tan esperado Clásico Regio que enfrentó a Rayadas contra Tigres.

Este partido era el más anticipado de todo el torneo y esperábamos mucho de las defensoras del título contra las que apuntan con todas las letras a quedarse con la edición del torneo este año. Sin embargo, los 90 minutos nos dejaron imprecisiones de parte de las que suelen no fallar, errores defensivos imperdonables y malas decisiones tomadas en las áreas rivales en lugar de un duelo eléctrico y vibrante.

Con Tigres jugando en su casa, se esperaba que las felinas se hicieran fuertes en El Volcán. Todas las estadísticas las marcaban a ellas como las claras favoritas pero había una que había que tener más en cuenta que las otras: de los 48 partidos que Tigres había jugado como local, sólo había perdido 2. ¿Y quien le había ganado en una de esas dos ocasiones? Así es: las Rayadas de Monterrey.

Fuera de eso, el equipo local venía invicto hasta el momento, deslumbrando con su poder goleador y también con la mejor defensiva del torneo.

Por otro lado, las Rayadas venían golpeadas, habiéndosele hecho difícil levantarse después de haber perdido contra Chivas de Guadalajara varias jornadas atrás. Este era sin dudas una partido aparte, pero al mismo tiempo sentaría un precedente hasta el final del torneo de lo que sería capaz de hacer el cuadro comandado por la gran capitana Desirée Monsiváis. Entre los cambios, hubo uno bastante discutido: el entrenador Becerra decidió darle la derecha a Alejandría Godinez por sobre Claudia Lozoya. Pero esas críticas se quedaron sin fundamento, con Godinez respondiendo cuando se la necesitó.


Foto: Twitter de Rayadas

Tigres salió decidio a querer comerse la cancha, jugó apurado. Jacqueline Ovalle no brilló como siempre pero no porque Rayadas se lo hiciera particularmente complicado sino más bien porque, al igual que todo el equipo, jugó apurada. Se olvidó de hacer fintas y levantar la cabeza para dar el pase final. Definió rápido cuando tuvo la pelota, apenas pisaba el área. Cuando desbordó por la banda, no levantó la cabeza para poner la pelota en la cabeza de sus compañeras o esperar a ver quien llegaba para asociarse, sino que tiraba la pelota al bulto y la pelota nunca llegó con peligrosidad.

Belén Cruz fue quien participó poco del juego pero quizás no por no querer sino porque Tigres insistió en jugar vez tras vez por la banda izquierda. Nancy Antonio y la capitana Liliana Mercado no tuvieron el peso que suelen tener en el mediocampo, donde casi siempre son las dueñas.

El gol que abrió el marcador llegó apenas en 15 minutos de juego. Una falta en cancha de Rayadas le dio la oportunidad a Rebeca Bernal de enviar un balón largo al área que fue cabeceado por una jugadora de Rayadas hacia el área donde Christina Burkenroad, metida entre cuatro defensoras dio media vuelta para definir y batir a Ofelia Solís. Y tan sólo diez minutos más tarde, Rayadas ya ganaba 2-0 gracias a un tiro libre ejecutado una vez más por Bernal. Esta vez, la defensora de excelente pegada decidió definirla ella, mandando la pelota rasante, y al primer palo. Solís no llegó a tomarla y ya el resultado estaba sorprendiendo a todos, incluidas las del club universitario.

Sin embargo, las locales descontaron rápido. Fue la propia Bernal la que le dio un penal a Tigres intentando cubrir un remate de Stephany Mayor, que terminó pegándole en los brazos. Según la nueva regla, si la pelota impacta en otra parte del cuerpo antes de los brazos/manos no es penal. Y ese fue el caso de esta falta. La pelota pegó en las rodillas de Bernal y luego en sus brazos. Sin embargo, ya estaba decretado y la referí no cambió de parecer.

Katty Martínez intercambió esa oportunidad por gol y se fueron al descanso 2-1. Mayor podría haber ganado otro penal porque Bernal la camiseteó en el área pero la referí no cobró nada.

El segundo tiempo trajo más imprecisiones y poca claridad de mitad de cancha para arriba. Tigres pudo haber tenido el empate llegando a los 80 minutos de partido, por medio de una jugada de pelota parada. El rebote le quedó a Karen Luna, que le pegó de primera y con todo el impulso que tomó viniendo a la carrera. Pero la pelota se fue demasiado ancha.


Así el trámite quedó a favor de Rayadas. Tigres estuvo bastante desaparecido en el segundo tiempo y no sacó las garras. Mientras que Rayadas hizo lo que pudo, intentando cuidar el resultado.

Rebeca Bernal fue instrumental en esta victoria que seguramente le habrá devuelto la fe a las Raydas en sí mismas y en lo que pueden hacer.

Sin dudas, el público se quedó con ganas de más pero es entendible el tipo de juego que vimos. Estos equipos han estado jugando 1 partido cada 4 días, jugando jornadas dobles y combatiendo el COVID así como accidente desafortunados ya que hubieron casos de este tipo en ambos equipos.

Fue una pena que la organización colocara este encuentro tan tarde en el torneo. Quizás si se hubiera pactado para unas jornadas previas, se hubiera disfrutado más.

Sin embargo, a pesar de la derrota, Tigres conservó la punta y Katty Martínez siguien siendo la goleadora del campeonato. Mientras que Rayadas está en el segundo puesto. El cierre de torneo para ambos equipos será difícil y bien podría ser la antesala de lo que nos espera la próxima semana en liguilla ya que Tigres cerrará su participación contra Chivas y Rayadas lo hará frente a Atlas.

© 2020 Fútbol Ace. 

  • Instagram - White Circle
  • Apple Music - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle