Chicago volvió a ganar en casa, esta vez frente a Kansas

Con la carrera por los playoffs bastante apretada, Chicago recibió a Kansas en su cancha. Este año el Toyota Park se ha convertido en una fortaleza para el equipo de la Ciudad Ventosa, ya que sólo han experimentado dos derrotas en casas. Kansas, con nada que perder, fue a darle batalla a las locales pero le faltaba una pieza clave de su equipo: Kiki Pickett, quien se perdió el encuentro por acumulación de amarillas.



Chicago empezó fuerte


Chicago necesitaba poner las cosas a su favor y a los 4 minutos tuvo su primera chance. Un pelota desde la izquierda al primer palo cubierto por Franch dejó a Katie Johnson con la oportunidad de rematar. La pelota pegó en el palo bien cubierto por Franch.


A los 18' Chicago atacó el arco de Franch en un contra ataque. Kealia Watt dejó a dos defensoras en el camino y remató cruzado. La pelota pasó cerca del poste derecho. A los 22 Mallory Pugh también tuvo su chance pero la pelota se fue apenas afuera.


Las chances siguieron acumulándose para Chicago ya que a los 23, Watt superó a su marca por la banda derecha y conectó con Johnson que llegaba por el primer palo. El balón, una vez más, le dijo que no a la delantera mexico-americana.


A pesar de que Kansas pudo salir de la presión impuesta por Chicago, a los 33 se abrió el marcador en un córner. Dos cabezazos, uno de Tierna Davison y otro de Kristen Edmonds puso la pelota contra su propia red. Una vez más, el gol en contra jugaba a favor de Chicago.

Sin embargo, tres minutos más tarde Kansas puso el empate tmabién desde un córner. Hailie Mace marcó su primer gol para Kansas, de cabeza, a pesar de la marca de Johnson.

El segundo tiempo trajo una buena oportunidad para Kansas antes de los 50 minutos. Por poco Hamilton no coloca el 2-1 con una patada voladora.

Pero tan sólo 1 minuto más tarde Makenzy Doniak puso el 2-1 con asistencia de la jugadora más despierta de Chicago: Kealia Watt. Doniak llegó a la carrera y clavó la pelota en el techo del arco. La jugada fue polémica ya que Mallory Pugh volvía del offside y fue quien abrió la pelota hacia Watt por izquierda.


El encuentro terminó con un 2-1 final y con Chicago sentándose en 4to lugar. Además de esto tienen la posibilidad de tener su juego de playoff en casa si le ganan a Orlando.


Han habido muchas jugadoras homenajeadas logrando hitos en sus carreras en este final de temporada. Y Chicago no ha quedado atrás. En esta ocasión fue Arin Wright quien alcanzó un hito en su carrera al lograr llegar a los 10.000 minutos en la liga en el minuto 49.


En conferencia pospartido mencionó que sus compañeras y esposo lo mantuvieron secreto y que se enteró directamente en el partido. Además se mostró contenta con el logro. Después de ser madre, la jugadora tuvo que esforzarse por volver al ruedo y ser competitiva. Es por eso que ella mencionó "Realmente no he estado pensando en los 10 mil minutos sino en jugar bien otra vez".



Sarah Woldmoe también habló después del juego y mencionó lo importante de terminar bien el año. "Después de la derrota en Seattle, el hecho de haber jugado dos veces en casa y haber ganado las dos veces... es muy importante para este final la temporada".


Por otro lado, el entrenador Rory Dames mencionó lo importante de empezar fuerte el juego como lo hicieron frente a Kansas, donde el poste le negó el gol en tres ocasiones. "Hemos tenido partidos donde hemos empezado con buenas chances. K-Jo(Katie Johnson) se sumó bien al ataque. Makenzy (Doniak) se movió de la posición de 7 a la de 9 y Kealia (Watt) dejó la de 11 y Mal (Pugh) la de 7. Cuando ellas se posicionaron así pudimos meternos en partido. Mak (Doniak) corrió bien detrás de las espaldas de las centrales lo cual nos hizo más fácil el poder cambiar el partido. Fue importante poder sacar el resultado en casa. K (Watt) y Mal son difíciles de contener, en especial en situaciones de 1 contra 1 y creo que Mak y K-Jo jugaron muy bien. Creo que ellas cuatro fueron la combinación necesaria para sacar el resultado".


Con respecto a la fecha FIFA, Dames señaló lo importante de rehabilitar a su jugadoras lesionadas. Mencionó como ejemplo a Collaprico estaba lista volvía de una lesión y pudo haber jugado pero según Dames no la quisieron arriesgar.


"Creo que en el juego contra Orlando tenemos la posibilidad de asegurarnos un partido en casa. Y este año tenemos un récord de 8-2-2 en casa así que ciertamente nos gustaría jugar en nuestra cancha", conluyó el entrenador.