Chicago Red Stars obtuvo un empate en casa

Con la dura tarea de levantarse tras la goleada contra Portland en fecha 1, Chicago Red Stars recibió a Gotham FC en un estadio que pudo contar con parte de su gente en la tribuna.


Después de pasar por una larga temporada con lesiones, Mallory Pugh finalmente pudo jugar 90 minutos junto a Rachell Hill y Kealia Watt.


A las locales no les faltaron oportunidades para ponerse arriba en el marcador pero al igual que le está pasando al Courage y a Washington, no pudieron capitalizar ninguna de ellas.


Lo bueno de Chicago que se vio en este partido fue que trataron de no abusar tanto de los centros. Es cierto que 19 es un número alto pero se vio que el equipo intentó armar jugadas en el tercio final, buscando la química entre las tres delanteras que al parecer serán las titulares siempre que estén disponibles.


"Creo que lo importante es que creamos chances. El partido pasado no lo hicimos. Y a medida que las tres de adelante se conozcan más y jueguen más tiempo juntas, los goles llegarán", opinó Rory Dames.


Por el lado de NJ/NY Gotham FC, sus chances de gol en el primer tiempo fueron escasas pero no por ello menos claras. Lloyd aguantó una pelota en la banda izquierda (40') y pasó con un taco de lujo para Monaghan. Ella centró y Viens cabeceó pero sin éxito, ya que la pelota se estrelló contra el travesaño.

En el segundo tiempo el problema de Gotham de no encontrar los caminos hacia el arco rival continuaron. Así fue como una pérdida en el mediocampo cerca de los 60' hizo que Mallory Pugh pudiera meterse al área rival y cruzar la pelota hacia la derecha donde Kealia Watt venía a toda velocidad. Su remate fue bloqueado pero Hill tomó el rebote, remató y la pelota pasó cerca pero para el alivio de Sheridan, se perdió pasado el segundo palo.



Hay que darle un reconocimiento a cada equipo. A Gotham porque aunque no fue su mejor partido su trabajo defensivo evitó la derrota. Cabe mencionar aquí los 26 despejes que realizaron en 90 minutos. Incluso Sheridan estuvo siempre presente cuando el equipo la necesitó y no pareció siquiera que estuviera volviendo de una lesión.


Stats by Google

Y por el lado de Chicago, se notó un trabajo colectivo mucho mejor y a pesar de no haber contado con Julie Ertz en cancha, el equipo se desenvolvió bien.


"Es la primera vez que podemos tener a las tres juntas. Ya hemos dicho que tomará tiempo, pero los goles llegarán. Mal fue fantástica. Está empezando a ponerse sana. Creo que fue la jugadora que más influenció en el partido, además de la referí" dijo el entrenador de Chicago después del partido, refiriéndose al trabajo realizado por Hill, Pugh y Watt.


El partido terminó 0-0 pero fue un buen resultado para las locales, que venían golpeadas.


"El grupo nunca perdió su camino, nos unimos más. Creo que tuvimos una gran respuesta esta noche. No fue fácil recuperarnos del puñetazo que nos dieron la semana pasada. Tener a los fans en el estadio esta noche ayudó", agregó el técnico.


Finalmente, Dames apreció la presencia de Morgan Gautrat en cancha después de haber cumplido su partido de suspensión. The Butcher, como él llamó fue importante al hacer lo que sabe: ganar pelotas en el mediocampo y salir bien de la presión.