Ana Lucía Martínez: “Personas ordinarias podemos ser extraordinarias”.

La jugadora del Madrid CFF, Ana Lucía Martínez, se sentó con Fútbol Ace en una muy interesante reunión via Zoom abierta a todos nuestros seguidores donde nos contó su trayectoria y cómo llegó a jugar en España, en la liga Iberdrola. Acá les contamos parte de su historia.


La jugadora guatemalteca comenzó su carrera en uno de los clubes más importantes de centroamérica, el Unifut, para luego ir a probar suerte a tierras norteamericanas, específicamente a Houston. Pero su destino probaría no ser norteamérica sino más bien el viejo continente, más específicamente España. Sin embargo, ella confiesa que su paso por Houston le sirvió para darse cuenta que había todo un mundo aparte donde sí se respetaba al fútbol femenino, donde las jugadoras podían entrenar en ambientes de primera categoría y donde la preparación es completamente distinta. Una situacíón totalmente diferente a la de Guatemala, donde las canchas de piedra o tierra hacían que incluso los tacos se le rompieran, lo cual contribuía a la calidad del juego disminuyera, haciéndolo menos atractivo.



Todo lo anterior la movió en el 2014 a ir a probar suerte a España, donde Analu no tenía familia ni amigos que la pudieran alojar, pero sí llevaba una ilusión y un sueño que superarían a la incertidumbre. Así fue como ella fichó para un club de segunda categoría, lo cual le dio la posibilidad de alojarse en una residencia de atletas donde le daban la comida de lunes a viernes pero ella tenía que arreglárselas durante los fines de semana, además de no recibir paga ni contrato laboral. Analu reconoce que fue una inversión pensando a futuro. Y la inversión dio sus frutos ya que un año más tarde ficharía para el Rayo Vallecano (donde encontró en su coach a una de las personas más influyentes de su carrera) y un año más tarde, para el Sporting Huelva, y este ya es su quinto año como jugadora de primera división.



La Iberdrola y su crecimiento


Cuando se le preguntó sobre la situación actual de la liga, ella comentó que se sintió un poco defraudada por el poco apoyo de los dirigentes y la federación que no hizo mucho para que pudieran terminar la temporada, tal como están haciendo con la liga de los hombres.


A pesar de los inconvenientes, la jugadora sabe que la liga Iberdrola ha tenido un gran crecimiento en los últimos años gracias a la inversión que se hizo en la misma y que tienen la mejor cantera del mundo, y señala como prueba de esto el que España sea la actual campeona en las categorías juveniles sub17 y sub20. Además, puso como ejemplo al Barcelona, el cual siempre había sido dominado por el Atlético de Madrid, pero que este año salió campeón debido a que su nivel de entrenamiento es superlativo, el cual se ha duplicado en el último año y se nota en la cancha.


Analu, que se describe a sí misma como una delantera que tiene velocidad y regate, confesó que le gustaría seguir jugando en la liga Iberdrola ya que se siente cómoda allí pero también reconoció que la carrera de una futbolista es corta y que por lo tanto la quiere vivir al máximo. Por ello mencionó que si le llegara una oportunidad de jugar en alguna otra liga, como la inglesa, la aceptaría.



Entrenamientos en tiempos de coronavirus


Sobre cómo está llevando la cuarentena, contó que al principio su club les daba una planificación semanal pero al ver que la situación se ponía cada vez peor y que el confinamiento se extendería, empezaron a darles entrenamientos diarios por Zoom, sobre todo para hacerlas sentir acompañadas y cuidar de su salud mental. Aún así, Analu siente que su condición física se ha resentido un poco.


La apodada “La Messi Guatemalteca” recordó que el apodo fue gracias a un gol que marcó con el Rayo Vallecano, cuando estaban peleando para no descender. Por lo tanto este tiene un significado importante, ya que no sólo fue un golazo sino que contribuyó para ayudar a su equipo de aquel entonces a evitar el descenso.




La referente no tienen miedo de hablar


Con respecto a su selección, esta vive una triste realidad muy parecida a la de casi todos los equipos de Centroamérica, donde si una jugadora se anima a quejarse de las condiciones en que se entrenan o del cuerpo técnico, generalmente ea cortada del equipo. Es por esto que la referente de la selección guatemalteca siente la responsabilidad de hablar por aquellas que prácticamente no tienen voz ni voto en su equipo, de señalar las cosas que no están bien. Y esto habla muy bien de ella como persona, demuestra que es una jugadora de equipo, ya que está dispuesta a plantarse por lo que está bien, por sus compañeras, aún si esto le gana un poco de animosidad de parte de la federación.


Además nos indicó que le prestemos atención a dos de sus compañeras de selección: Aisha Solorza y Andrea Rabanales. Esta última, mencionó, ya ha captado la atención desde muy joven con la sub 17.

Cuando se le preguntó sobre sus referentes mencionó que la mayoría son de la rama masculina pero que estuvo muy atenta a Mia Hamm en los años 2000 y 2001. También considera al Lyon como el mejor equipo del mundo y dijo que durante el último mundial estaba segura que Estados Unidos sería el campeón pero que España podría haber llegado hasta semifinales si no le hubiera tocado un rival tan duro en cuartos.


Finalmente, confesó que tuvo un momento de quiebre en su carrera, cuando terminó la universidad. Allí tuvo que decidir si continuaría su carrera futbolística o no ya que veía que la selección de Guatemala no tenía planes en el horizonte y encima estaba pagando un club para poder jugar al fútbol. Por ello señala su ejemplo para hacerle ver a todos que sí se pueden alcanzar los sueños a pesar de que la vida te dé pocas oportunidades.

© 2020 Fútbol Ace. 

  • Instagram - White Circle
  • Apple Music - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle