¡A defender el título! Rayadas a la final

Las semifinales de la Liga MX Femenil se jugaron entre el viernes 4 y el lunes 7 de diciembre Tigres, Rayadas de Monterrey, Gallos de Querétaro y América fueron los cuatro equipos que lograron llegar hasta estas instancias, con las felinas enfrentándose a Gallos femenil y las Rayadas haciendo lo mismo con las Águilas.

Monterrey vs América

Ida


Se esperaba un encuentro parejo entre estos dos equipos teniendo en cuenta lo que ambos habían mostrado hasta el momento, aunque quizás las de Monterrey partían como favoritas después de la goleada contra Pumas.

Pero no dejábamos de lado al América ya que vimos que pudieron demostrar una clara dominancia sobre las Chivas durante una buena parte del partido de vuelta. Sin embargo, el final de ese partido nos dio un avance de lo que nos esperaba en la ida entre Rayadas y las Águilas.

Para este encuentro tan importante, se abrió el mítico Estadio Azteca por primera vez en este Guardianes 2020. Así se marcaba la importancia que tenía este partido.

Diferente de lo que vimos durante casi todo el torneo, el América salió desde el minuto uno a intentar jugar y atacar. Y el plan salió bien en los primeros minutos de partido. El equipo se vio amenazante y con ideas... por lo menos en los primeros quince minutos del primer tiempo.

Pero ese dominio duró poco. A los 19 un centro de Diana Evangelista desde la derecha encontró la cabeza de Christina Burkenroad, que se encontraba entre las dos centrales para cabecear cómodamente. Renata Masciarelli alcanzó a tocarla pero el cabezazo fuerte y abajo le dejó pocas chances de detener el disparo.

Foto: Liga MX Femenil / IMAGO 7

Por si eso fuera poco, un nuevo susto llegó a los 26 con un tiro libre de Rayadas que conectó con Rebeca Bernal. El cabezazo terminó pegando en el palo frente a una Masciarelli que no alcanzó ni a reaccionar.

Cinco minutos más tarde, la que asistió en el primer gol fue la que marcó el suyo propio. Una buen remate cruzado luego de sacarse de encima a su marca (Selena Valera) puso el 2-0. Masciarelli, una vez más, alcanzó a rozarla con la punta de los dedos pero no pudo evitar que esa pelota tocara la red.

Las Águilas estaban golpeadas y desordenadas, sorprendidas por el resultado y eso hizo que Rayadas las volviera a cachetear. Esta vez fue la goleadora, Desirée Monsiváis que cobró un penal fuerte, a la izquierda, pegado al palo. La arquera, otra vez, se quedó estática.

Pero llegó el entretiempo y América se pudo ordenar de nuevo y enfriar la cabeza, calmar las revoluciones. Fue así como salieron al segundo tiempo con determinación de dar una mejor versión y porqué no, de darlo vuelta.

Esto se notó en el minuto uno del complemento, donde consiguieron un penal apenas 25 segundos de haber sonado el silbatazo inicial. Una falta de Alejandría Godinez sobre Dayana Cázares fue la que dio esta gran oportunidad de descontar y quedar 3-1 apenas comenzados los segundos cuarenta y cinco. La goleadora y capitana, Daniela Espinoza, fue la que cobró el penal pero abrió demasiado el pie y mandó el esférico afuera.


Sin embargo, dos minutos más tarde Montserrat Henández vio un poco adelantada a Godinez y no lo dudó. Se tuvo confianza y le pegó desde afuera del área, haciendo que el esférico entrara pegado al travesaño. Parecía que el América se metía en partido a pesar de las adversidades.

Pero otra mala noticia llegó para las locales a los 75 minutos. Un tiro libre cobrado por ninguna otra sino Rebeca Bernal le dio a la visita el cuarto gol de la noche para su cuenta. La defensora lo volvió a hacer. Le pegó fuerte, a la izquierda, y envió esa pelota pegada al palo para que Masciarelli no la alcanzara.


Dura noche para Masciarelli y el América (foto: TUDN - Liga MX)

Fue una dura noche para la gran arquera americanista ya que dio la impresión de que podría haber hecho algo más en por lo menos 3 de los 4 goles que le marcaron.

Pero nada estaba terminado mientras hubiera tiempo y fue así como América consiguió otro penal del que Espinoza se volvió a hacer cargo. Eligió tirar al mismo lugar y hubiera sido gol sino hubiera sido porque Godinez adivinó bien, se tiró al lado correcto y tapó ese remate.

La jueza decretó que se jugaran cuatro minutos más después de los noventa pero el América estaba demasiado golpeado y no logró acortar distancias.

El penal fallado fue el principio del final. No fueron los tres goles marcados en contra hasta el minuto 45 ya que las Águilas estaban generando oportunidades para empatar. Pero sí lo fue ese momento porque marcaría un quiebre en el partido, que nos mostraría que si la parte futbolística del América no estaba en cancha, la mental tampoco.

Daniela Espinoza siempre fue la que llevó a su equipo adelante, la que sacó resultados cuando todo el equipo estaba echado para atrás y que fallara fue demasiado tanto para ella como para el equipo. Eso, sumado a la mala noche de su arquera estrella y los fallos poco habituales de su mejor defensora, Jocelyn Orejel, fueron la receta del fracaso ante unas Rayadas que ya venían encendidas.

Vuelta

Con el orgullo golpeado y la mentalidad puesta a prueba, las Águilas viajaron a Monterrey para disputar el partido de vuelta.

Sabían que la remontada estaba complicada pero estaban dispuestas a creer. Sin Jana Gutiérrez en el XI inicial y ni siquiera en el banco debido a un golpe sufrido en el partido de ida, llegaron al Gigante de Acero a intentar dar vuelta las cosas.

América salió otra vez apostando el todo por el todo y durante los primeros diez minutos le salió bien. Apretaron a Rayadas en su cancha y no las dejaron construir. Pero un tiro libre y un mal despeja de Selene Valera hacia el centro de su área le dio la chance a Rebeca Bernal de casi poner el 1-0 pero se fue afuera por muy poquito.

Así y todo, el primer gol del partido no se haría esperar mucho. Antes del cuarto de hora una buena pared entre Burkenroad y Diana Evangelista dejó a la volante con la oportunidad de definir frente a Masciarelli y esta no falló.

Rayadas ya había tomado control del partido y estaba demostrando que cuando llegaba, lo hacía con contundencia. El gol hundía más al América en apenas quince minutos de partido, ya que ahora debía marcar por lo menos cinco tantos para poder pasar a la gran final.

Un córner le dio la oportunidad de empatar. Daniela Espinoza mandó el esférico al segundo palo desde la izquierda y una de las jugadoras americanistas la bajó de cabeza. Jocelyn Orejel, bien ubicada en la línea, terminó de empujarla contra la red.

América pudo haberse puesto 2-1 ya que estaba aprovechando bien las jugadas de pelota parada y cerca de los cuarenta y cinco tuvo un tiro libre pero las piernas salvadoras de Godinez evitaron el segundo tanto. Eva González puso a la portera de Rayadas a prueba otra vez cuando intentó hacer un gol similar al que marcó Montserrat Hernández en el partido de ida pero esta vez no cometió el mismo error y logró salvar su arco.

Foto: Liga MX - IMAGO 7

El América no paraba de atacar aunque el tiempo le jugaba cada vez más en contra. Pero Rayadas volvió a avisar cuando a los 66, un pase largo dejó sola a Desirée Monsivais para irse al área después de dejar atrás a las dos centrales y definir frente a Masciarelli que no se atrevió a salir a cortarla y tampoco esperó en su línea. La goleadora del Monterrey falló por muy poco.


Rebeca Bernal fue clave otra vez y aunque no marcó ningún gol, sí evitó uno al taparle un disparo certero al arco a Daniela Espinoza por medio de una barrida.

Las cosas seguían 1-1 a los 75 pero este marcador no se quedó así. Monsivais bajó pelota y esperó a que Evangelista la pasara para darle el esférico. Esta se desprendió por izquierda después de correr casi media cancha con pelota dominada y definió cruzado, por debajo de Masciarelli para poner el 2-1 (6-2 global). Y por si eso no fuera poco, minutos más tarde cayó el 3-1. Esta vez fue Burkenroad quien se encontró sola entre las dos centrales y con la portera en frente después de que Bernal anticipara a la defensora de América que intentaba dominar la pelota.

Pero si algo tuvieron las Águilas en este partido, de lo cual careció en la ida, fue amor propio. Y fue eso lo que las empujó a seguir yendo para adelante cuando todo estaba perdido. Cerca del final, Orejel subió por la banda izquierda para sumarse al ataque y mandó un centro. Espinoza no llegó a cabecear y la pelota terminó en Dayana Cázares (que había ingresado en el primer tiempo por Marlyn Campa) de manera fortuita y terminó entrando al arco.

Resultado final: Rayadas 3-2 América. Global: Rayadas 7-3 América.



Conclusiones

Fue una victoria contundente de las defensoras del título en los 180 minutos disputados. Por el lado de América, nada se les puede reprochar a aquellas que mantuvieron el equipo a flote durante todo el campeonato. Las fallas colectivas salieron a relucir en estos partidos que se juegan al todo o nada, donde se ve de qué está hecho realmente cada equipo. El haber tenido la segunda mejor defensiva del campeonato fue bueno para un América que no se animó a jugar durante casi todo el torneo previo a la liguilla, pero no le sirvió al momento de la verdad como se vio en la serie contra Rayadas donde subir les costó caro.

Sin dudas haber perdido a Jana Gutiérrez en el partido de vuelta por un golpe en la cara que se llevó en el partido de ida fue otro aditivo más para este resultado pero queda la incógnita de porqué Leonardo Cuéllar colocó a Marlyn Campa en un partido clave para tan sólo sacarla minutos más tarde y gastar un cambio esa forma.

Sin dudas el plantel está lleno de buenas jugadoras, lo cual se notó porque a pesar de las falencias llegaron hasta estas semifinales pero sin dudas este equipo tendrá mucho en lo que trabajar de cara al próximo torneo.

En el caso de Rayadas, después de una segunda mitad de campeonato anémica y con altibajos, donde sembraron serias dudas sobre si podrían volver a su forma habitual, nos dieron una grata sorpresa con estas actuaciones frente al América y en el partido ya analizado contra Pumas. Volvieron a pulir la chapa de campeonas y la de candidatas y el funcionamiento colectivo está mejor que nunca, al igual que el individual. Evangelista es Evangelista otra vez y Rebeca Bernal es la que todos conocemos.

Con este resultado tendrán la oportunidad de defender el título, el primero, conseguido en 2019 contra nada más y nada menos que el odiado rival: Tigres.

© 2020 Fútbol Ace. 

  • Instagram - White Circle
  • Apple Music - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Facebook - White Circle